Anoche en Raw se vivió un momento bastante extraño con Samoa Joe y Roman Reigns. El rudo entró al encordado para exigir una disculpa pública por las acusaciones de que él fue el responsable del ataque al consentido de los fans la semana pasada. Como el ex Campeón Universal no aparece, el ex Campeón NXT va a buscarlo tras bastidores. Allí ve cómo un auto embiste a otro en el que va el sabueso de la justicia. Entonces, el villano, lejos de reírse o de sacarlo del vehículo para darle una paliza aprovechando su mal momento, se muestra preocupado, le pide que no se mueva y grita pidiendo auxilio.

¿Qué está pasando? Eso es lo que se preguntan todos después de ver a Joe así. En espera de saber más, el propio luchador dijo esto para el canal de YouTube de WWE después del incidente:

«¿Qué pasa por mi mente después de ver algo como eso? Muchas cosas. Una de ellas es que algunos fans se apresuraron en señalarme a mí (por el ataque a Reigns). La cuestión es que yo sé cómo manejar las reglas para llevar las cosas a un nivel superior, pero esto es algo diferente. Y tiene que tratarse de forma diferente. ¿Que qué pienso? Pienso que más vale que alguien encuentra al que está haciendo esto antes de que yo lo encuentre. Pienso que más vale que no duden de mí porque, ¿quién fue el primero que ayudó a Roman? Creo que siempre les he dicho la verdad y que ahora van a querer escucharla«.

Joe parece realmente molesto con quien está lastimando a su hasta ahora rival. Ahora queda ver si es él quien descubre quien es o no, pero parece que no va a dejar las cosas como están y cuando sepa quién es le va a dar una buena reprimenda. ¿Está el rudo cambiando de bando o solo es una jugada maestra para que todos se confundan y piensen que no está detrás del ataque?

Advertisements
Hablamos de