Desde un primer momento se confirmó que TakeOver: WarGames II sería diferente de otros especiales de NXT, ya que contaría con cuatro luchas en vez de cinco. Esto fue para que cada una tuviera su tiempo, sabiendo que la estelar requeriría de mucho más. No obstante, antes de que el cartel anunciado diera comienzo, apareció Matt Riddle para verse las caras con Kassius Ohno, a quién venció en pocos segundos.

Llamó mucho la atención la forma en que ganó el combate, pero también la sorpresa que WWE dio a todos. Incluso los comentaristas se sorprendieron porque estaba previsto que la primera lucha del evento fuera por el Campeonato Femenil NXT. Por eso, cabe preguntarse por qué la empresa no anunció el combate inicial previamente. Incluso hubiera podido suponer un aumento en el interés hacia el show.

A través de Wrestling Observer Radio, Dave Meltzer recoge la explicación de Triple H:

«Soy un promotor«.

Desde Ringside News especulan con que probablemente no lo hicieron para tomar por sorpresa a los aficionados. Si ese era su objetivo, porque realmente no podría haber otro, lo consiguieron. Además, no cabe duda de que fue un buen comienzo para el show. Y también una gran victoria para el ganador del combate.

Es más, HHH se deshizo en elogios precisamente hacia Riddle después del especial:

«Vaya debut en TakeOver para Matt. Hizo una declaración contra un veterano como Kassius Ohno. Tiene un gran carisma, que es natural en él. Hace que todos necesiten mirarlo. Tiene esa actitud que parece que no se toma nada en serio. Pero cuando suena la campana tiene una agresividad y una intensidad que muy pocos tienen. Va a ser una fuerza a tener en cuenta, eso seguro«.

Ahora veremos cómo continúa su carrera. Su próximo paso será otra lucha contra Ohno, pero esta vez en el show semanal de la semana que viene.

Hablamos de