El joven y talentoso luchador extremo Pesadilla se ha revelado como el oscuro y enigmático líder de Los Extremos Originales X-LAW. Es él quien amenazó a DTU a través de un video anónimo y quien ha provocado grandes estragos en la invasión que ya inició en la empresa encabezada por Crazy Boy.

Con el objetivo de demostrar quiénes son los luchadores extremos por excelencia, Pesadilla ha desatado una tormenta que sólo podrá terminar en sangrientas emociones para demostrar la supremacía en el terreno ultraviolento. Para conocer más acerca de los objetivos de Los Extremos Originales, Pesadilla conversó en exclusiva con SÚPER LUCHAS sobre la época más extrema de la historia de la lucha libre mexicana, y como ésta aún sigue en la memoria de los aficionados.

—¿Traicionaste a DTU, una empresa de la que formabas parte desde sus inicios?

«Así es. En DTU me tenían desperdiciado, no supieron aprovechar mi talento y la experiencia que he ganado en mis ya múltiples viajes al extranjero, a países como Estados Unidos y Japón. No me dieron ninguna oportunidad ni rivalidad interesante… Como lo comentas, yo soy fundador de DTU, junto con Aero Boy, Violento Jack, y Crazy Boy».

—¿Cuál es el objetivo de Pesadilla al encabezar esta invasión?

«La verdad voy a demostrar cómo se comanda está invasión, aquí se verá quién es quién. Esperemos surjan buenas historias, así como combinaciones importantes para el público, se trata de darle variedad de encuentros. Los cinco mensajes que le mandamos a DTU se los cumplimos: la gente sí recordó a X-LAW que sabemos es una empresa que marco época en la historia de la lucha libre extrema. Cuando llegamos a invadir se dejaba escuchar el cántico entre los aficionados: ¡X-LAW, X-LAW, X-LAW!»

—¿Por qué se desencadenó esta invasión?

«Se desencadenó más que nada para demostrar a los niños que juegan a la lucha extrema en DTU que los primeros siempre serán los primeros, en este caso es #XLAWExtremosOriginales».

—¿Cómo eran aquellos años de X-LAW kids?

«X-LAW Kids fue donde inició todo en la carrera de Pesadilla. En ese tiempo yo luchaba bajo el nombre de Kid Skándalo. De ahí surgió una buena cantera de luchadores, llámese Aero Boy, Violento Jack… dónde no sólo se nos enseñaban las bases de la lucha libre sino a cómo empezar desde abajo, armando el ring, pegando publicidad, siendo staff, entre otros muchos secretos».

—¿Qué es lo que más recuerdas de aquella época? ¿Podrías contarnos alguna anécdota?

«Me acuerdo mucho de algo que tenía sumamente definido la empresa X-LAW, eran sus historias que mantenían al filo de la butaca al público. Se les dejaba en las sillas y gradas de los recintos, donde había función de X-LAW, el programa de mano, en el cual, de un lado estaba el cartel de la función, y del otro lado la historia o historias de la función anterior, para mantener al público al tanto.

«Eso era muy bueno puesto que X-LAW llegó abarrotar en varias ocasiones el ex-Palenque de Tulancingo y otras plazas como Cuautepec, Huauchinango, Tula, Tultitlán y Tlalnepantla«.

—¿Qué te parecían aquellas luchas?

«Aquellas luchas eran de época. Era algo nuevo tanto para mí como para el público presenciar lucha extrema en vivo; era una adrenalina impresionante que recorría mi cuerpo, que yo al estar y ser parte del staff de X-LAW lo vivía todo muy de cerca ya que me encargaba, junto con los luchadores extremos, en preparar sus armas que utilizarían en el combate».

—¿Cuáles eran los luchadores que más te impresionaban de aquellos años y por qué?

«Los que más impresionaban eran los extremos de talla alta, se me viene a la mente un X-Lord, Krakatoa, Génesis, Dólar y unos temibles y sanguinarios Porros, entre otros».

—¿Qué es lo que ha disntiguido a X-LAW y ha hecho que siga presente en la memoria de los aficionados a pesar de haber pasado el tiempo?

«La ley X-LAW marcó mucho en la memoria de los aficionados con grandes eventos como el llamado GÉNESIS, en El Toreo de Cuatro Caminos, en donde, a pesar de ser una empresa nueva en ese entonces, registró una muy buena entrada. Hubo muchos eventos más de calidad y entrega que se fueron derivando. Lo que hace que no se olvide a X-LAW fueron sus historias y la tendencia que marcó para que de ahí surgieran nuevas empresas y promotoras extremas».

—¿Qué planes tiene X-LAW en esta invasión?

«X-LAW en esta invasión tiene por objetivo dejar en claro #XLAWExtremosOriginales y enseñarles que los únicos y los primeros luchadores extremos en México son hechos en X-LAW».

—¿Qué podemos esperar de Pesadilla como cabeza de una facción tan extrema?

«Me siento sumamente feliz que el fundador, dueño y líder de la empresa X-LAW, el señor Ernesto Ocampo, se haya fijado en mí como cabeza de este movimiento llamado #XLAWExtremosOriginales.

«Se vienen cosas interesantes, por el momento ya se reclutó a dos de los talentos también desperdiciados en DTU, como lo son Los Malkriados: Gio y Júnior. Cabe resaltar que bajo varios nombres de DTU se encuentran varios X-LAW originales y uno que otro elemento que nos empieza a coquetear para estar en nuestras filas, puesto como lo dejamos en claro en Actopan, Aguascalientes, San Luis Potosí, e Irapuato.

«#XLAWExtremosOriginales causó un gran revuelo con la gente cuando salíamos a intervenir sus luchas o invadiendo sus vestidores, es más hasta nos metimos con su talento infantil, dejándolos amarrados. De esa magnitud es el tamaño de este movimiento; no nos importa quién o quiénes se crucen en nuestro camino. La ley es X-LAW», finalizó.

Advertisements
Hablamos de