El Perro Angulo derrotó a Peter Quillin en un combate en el que no se esperaba que ganara.

Hacía 5 meses que Angulo no se presentaba en un ring. En abril consiguió un triunfo ante Evert Bravo por nocaut, pero antes de eso, cayó ante Sergio Mora, en abril de 2018.

La falta de actividad hacía pensar que no le quedaba demasiado gas en el tanque al Perro. Pero viéndolo bien, aunque ya no tiene velocidad para contender por título mundial (y menos en la división que pelea ahora), para ser telonero o encabezar carteles como este último, está bien.

Es que el perro ha perdido velocidad, pero no las ganas. Quillin, desde que perdió por nocaut técnico ante Daniel Jacobs en 2015 no ha sido el mismo.

Perro Angulo derrotó a Peter Quillin por decisión 2El punto es, aunque de inicio Angulo se guardó muchos impactos y parecía que todos los golpes rectos de Quillin le entraban de lleno, llegó un momento en que, con poquito movimiento de cintura y más volumen de golpeo, empezó a sacudir a Quillin.

Las secuencias de 3 a cuatro golpes a la cabeza, alternadas con impactos al cuerpo, dejaron desorientado a Quillin. Habrá que decir que el Perro fue de menos a más, porque realmente estaba recibiendo demasiados golpes, pero conforme pasó la pelea, Quillin perdió pasos y Angulo ganó fuerza.

La distancia de Quillin no estaba funcionando y tampoco supo cómo salir de las cuerdas.

Mitad que a la pegada de Angulo le faltó un poco de contundencia y mitad que Quillin llevaba buena condición, el Kid Chocolate no cayó, pero por poco no sale de pie del ring.

El Perro Angulo derrotó a Peter Quilliny desea hacer una pelea más para demostrar su valor, que es relevante y que es capaz de provocar emoción con su boxeo.

Habrá que esperar a ver el rival que le programen para saber si podrá lograr un triunfo más.