Jon Moxley fue el único ausente ayer de la conferencia de presentación del G1 Climax, celebrada desde Arlington, Texas. Este año, el torneo más prestigioso de la industria arrancará en EEUU, y el contrato de «Death Rider» con AEW no le permite competir con NJPW bajo suelo yanqui, por lo que se decidió (no sabemos muy bien por qué) que ni siquiera formara parte de dicho acto. Pero otro gladiador que tuvo recientemente sus más y sus menos con un excompañero de Moxley sí estuvo presente: Will Ospreay. Y de nuevo, aquel enfrentamiento tuitero salió a colación, con una interesante respuesta del británico, quien reconoció le gustaría tener la cuenta bancaria del «Beast Slayer». Aunque con una puntualización final (agradecimientos a 411mania.com).

«Es un poco de chanza, sólo quería echarme unas risas. La gente se toma las cosas jo****mente en serio. Lo siento por decir groserías, estoy de mal humor. En definitiva, respeto a Seth, ni siquiera sé cuál es su verdadero nombre. Lo respeto, es genial, un gran luchador, un gran tipo. Al fin y al cabo, no me ofendió lo del comentario de la cuenta bancaria. Me encantaría tener su cuenta corriente, el dinero es genial. Pero no lo es todo para mí. La felicidad es lo principal. Y aunque a veces me cueste encontrarla, soy feliz cuando me subo a un ring de New Japan Pro Wrestling».

cuenta
Big Gold Belt

Tal vez a Ospreay le ofendió más ese «pequeñín», del que ya ha logrado sacar tajada con una camiseta temática al respecto. Pero a nadie escapa que aquella desafortunada alusión al dinero poco gustó al Campeón de Peso Completo Jr. IWGP. Así lo evidencia una publicación que ha colocado como fija en su panel de Twitter.

«El dinero son números, los números no se terminan nunca. Si te hace falta dinero para ser feliz, tu búsqueda de la felicidad nunca terminará».

Sabias palabras de Ospreay, aunque tampoco pueda decirse que él viva en la inmundicia. Su caché cada día es más alto, y con un calendario de compromisos también creciente, «The Aerial Assassin» podría perfectamente convertirse pronto en uno de los luchadores que no compiten en WWE mejor pagados del mundo. Sobre todo si logra hacerse este mes con el G1 Climax por primera vez. Hoy tendrá un primer reto de altura (nunca mejor dicho) cuando enfrente a Lance Archer, pese a que realmente lo complicado vendrá después.

Hablamos de