Once años después John Cena por la hazaña del Campeonato de los Estados Unidos.

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio
John Cena se proyecta sobre Big Show en Wrestlemania XX. Foto wwe.com
John Cena se proyecta sobre Big Show en Wrestlemania XX.

Los tiempos de Wrestlemania soplan y la historia comienza a aflorar en la mente de todos los aficionados al deporte espectáculo. Los grandes héroes, los villanos infames y las redenciones que han pasado durante el evento luchístico más importante de cada año son recordados: desde la racha caída de The Undertaker hasta la gran victoria de The Ultimate Warrior. Todo es recuerdo, todo es fluir.
Épocas que han marcado la historia, como la que comenzó en la primera lucha de Wrestlemania XX, donde un joven impetuoso se enfrentaba a lo que sería el primer gran reto de su carrera: John Cena se mediría a Big Show, siendo éste último Campeón de los Estados Unidos. El joven de Massachusetts estaba aún lejos de imaginarse todo lo que vendría para él en el futuro mediato e inmediato tras ese combate, sólo pensaba en conquistar el primer título, la primera victoria contundente en un PPV, y no cualquier PPV, sino en el que conmemoraba el vigésimo aniversario de la fiesta más grande de la lucha libre a nivel mundial.
Así, John Cena enfrentaba a su destino y con mucho valor dio una pelea inteligente contra Big Show, consiguiendo lo que parecía imposible para alguien de su tamaño y complexión: levantar al gigante: aprovechando un descuido del réferi y con ayuda de su entonces, clásica cadena, logró adormecer al rival para levantarlo y azotarlo en lo que después sería conocido como el Ajuste de Actitud.
Hoy, casi once años después, y con todo lo que había por ganar después de esa victoria (15 Campeonatos del Mundo, 4 veces monarca en Parejas, 2 veces ganador del Royal Rumble y una más con el Money in the Bank), John Cena está de cara a Wrestlemania para otra hazaña más al frenar al invasor Rusev y regresar al dolido orgullo estadounidense el cinturón que ya fue suyo alguna vez.

Anuncio