Britt Baker tiene claro qué harán esta noche los seguidores que quieran ver NXT y AEW Dynamite.

¿Que quién creo que ganará en ratings, si Adam o yo? Todos me verán en directo. A él pueden verlo al día siguiente en WWE Network […] AEW es algo nuevo, algo fresco. Eso la convierte en la marca que nadie querrá perderse.

El último punto señalado por Baker tal vez resulte clave en cuanto a predecir qué show saldrá ganador en la primera «Wednesday Night War» que tendrá lugar esta noche. NXT ha ampliado su duración, pero hasta ahí se limita su factor novedad para los aficionados abiertos de mente que guarden curiosidad por comprobar qué pueden ofrecer los Élite a la misma hora en TNT. A cambio, estos se estrenan como programa semanal.

Un acontecimiento que, bajo mi punto de vista, cualquier apasionado de la lucha libre no debería dejar pasar. Por primera vez en dos décadas, una compañía compite de tú a tú con WWE en televisión, medio donde precisamente ahora, el gigante estadounidense ya no se encuentra tan cómodo. Al menos, una competencia a medio plazo…

Porque las estimaciones hablan de unos 500 mil espectadores para AEW Dynamite #1 una vez se asiente en TNT. Cifra que si no se eleva, acabaría situando a la novel compañía como una nueva TNA. ¿Hasta cuándo podrán vivir de dicha condición de producto novedoso? O por otra parte, del factor sorpresa, que hasta ahora ha sido uno de sus mejores cartas, con aquella aparición de Chris Jericho en el primer «rally» del pasado enero, o la de Jon Moxley en Double or Nothing. Pero no podrán emplear cada semana tal recurso, cuando además, Cody Rhodes afirmó que cuentan con un elenco ya completo.

Igualmente, difícil predecir si el trasvase de espectadores jugará un papel decisivo, como sí ocurrió con la guerra entre WWF-WCW. Cierto que AEW ha basado buena parte de su promoción en venderse cual versión «cool» del Imperio McMahon, con excesivas referencias al mismo. Una praxis que, lógicamente, va encaminada a «convertir» a descontentos del gigante estadounidense a la nueva religión de los Élite, donde todo parece de color de rosa: seguros médicos para los luchadores, un mejor manejo para estos, apuesta por la diversidad de género… Promesas que con el tiempo podrían no estar a la altura de las expectativas, provocando que esos «conversos» vuelvan a sintonizar con WWE.

Sin embargo, todas las estimaciones cayeron en saco roto una vez se entrevió que NXT sería el caballo de batalla de WWE, y no Raw o SmackDown. Porque, a grandes rasgos, la marca dorada y AEW van dirigidas al mismo tipo de aficionado, ofreciendo una concepción de la lucha libre similar. Véase, dar prioridad a la acción, por encima de promos o segmentos cómicos, distanciándose del «sport entertainment» del show rojo y del azul de McMahonlandia. Echen un vistazo pues a los menús que cada programa presenta para hoy.

► NXT; primer show de dos horas íntegro a través de USA Network

CAMPEONATO NXT
Adam Cole (c) vs. Matt Riddle

CAMPEONATO FEMENIL NXT
Shayna Baszler (c) vs. Candice LeRae

CAMPEONATO DE PAREJAS NXT
Undisputed Era (c) vs. Street Profits

Johnny Gargano vs. Shane Thorne

AEW Dynamite
WWE

► AEW Dynamite, estreno en TNT

CAMPEONATO MUNDIAL FEMENIL AEW
Nyla Rose vs. Riho

Kenny Omega y The Young Bucks vs. Chris Jericho y Santana & Ortiz

Cody Rhodes vs. Sammy Guevara

«Hangman» Page vs. PAC

MJF vs. Brandon Cutler

Aparición de Jon Moxley

AEW Dynamite
AEW

Si analizamos entonces en base a lo luchístico, ciertamente NXT ha armado, a priori, un show de mayor enjundia. Tres defensas de las principales preseas de la marca dan forma a un cartel propio de un TakeOver. Mientras, Dynamite sólo presenta una lucha titular, y no de su magno cetro. A cambio, el Nyla Rose vs. Riho quizás sirva de estelar.

Decisión a todas luces arriesgada, y que podría provocar que muchos televidentes no aficionados a la
lucha femenil (y que poco o nada saben de las implicadas) cambien de canal para ver qué ocurre con Cole y Matt Riddle, presumible «main event» de NXT. Una nueva sorpresa de parte de AEW para los minutos finales, luce pues razonable. Sólo tienes una única oportunidad de dejar una buena primera impresión, recordando las palabras de Triple H tras el (re)debut de sus chicos en USA Network.

Advertisements
Anuncios
Hablamos de