¿Protagonizarán los recientes despidos en WWE, Sin Cara, Luke Harper y The Ascension (recuerden que los cuatro deberán buscarse nuevos nombres luchísticos) otro caso similar al de Dustin Rhodes, Shawn Spears o KENTA? A priori, Harper sí cuenta con muchas posibilidades de recalar en una compañía de primer nivel, véase AEW, por la amistad que el gladiador guarda con el vicepresidente de estrategias de negocio de los Élite, Chris Harrington. Mientras, principalmente también por edad, los otros tres gladiadores parece que no serán un problema en cuanto a convertirse en grandes nombres de otras empresas.

despidos en WWE
WWE

► La edad, ¿un factor determinante para los despidos en WWE?


Bajo el más reciente boletín del Wrestling Observer, Dave Meltzer comentó estas últimas salidas del Imperio McMahon apuntando a tal detalle.

Respecto a los despidos, dentro de la compañía se cree que llegarán más. Pero esas cosas cambian rápido, cuando pasó de ‘nadie va a tener su rescisión’, a ‘si no están contentos que se vayan’ y otra vez a ‘nadie va a tener su rescisión’. Es destacable que todos los despidos tenían 39 años o más, excepto por Albert Hardie Jr. (ACH/Jordan Myles)

Así que si realmente existe tal política interna, Mike Kanellis tendría que resignarse. El gladiador aún no ha cumplido los 35, una edad que le permitiría gozar de al menos una década más de carrera luchística. Y aunque para AEW o NJPW sería un luchador de medio cartel, seguramente WWE no quiera repetir los errores anteriores y ofrecer cualquier potencial refuerzo a sus competidores.

El otrora «The Miracle» renovó el pasado junio por la friolera de cinco años, tal vez creyendo que recibiría un impulso. Pero con su petición de rescisión, queda claro que en muy poco tiempo ha abierto los ojos.

despidos en WWE
WWE

NXT supone ahora un desahogo para WWE cuando a esta se le acumulan los luchadores descontentos, así lo vimos con los casos de Fandango, Tyler Breeze o Finn Bálor. Sin embargo, la marca dorada tampoco puede ofrecer espacio a cualquier talento que se sienta injustamente manejado dentro del elenco principal. Volviendo a Kanellis, este tampoco encontraría allí su solución, considerando el nivel luchístico que ofrece cada semana el territorio controlado por Triple H.

Así que eventualmente, WWE tendrá que plantearse aligerar carga o reducir su número de contrataciones anuales. Primera vía, que aunque menos lógica que la segunda, intuyo sería la tomada por el gigante estadounidense.

Matt Hardy vuelve a perder en Raw y habla de una cuenta atrás

Hablamos de