El pasado octubre, Billy Corgan pudo al fin concretar la compra de la marca National Wrestling Alliance (NWA) y todo lo que con eso conlleva. Como se ha reportado oportunamente la situación llevó varios meses por todas las circunstancias que involucraban los derechos comerciales que tenían la marca y el servicio On Demand de la empresa de Corgan.

¿Problemas en el paraíso? Billy Corgan aún no puede decirse dueño de NWA

Durante ese tiempo hubo continuidad al Campeonato Mundial de Peso Completo NWA dentro de la empresa Championship Wrestling From Hollywood donde se creó una rivalidad muy interesante entre el monarca Tim Storm y Nick Aldis (quien fuera conocido en TNA como Magnus y que es esposo de Mickie James). Dicha rivalidad creció y dio para que Aldis retara por el título al veterano Storm en los terrenos californianos, donde el resultado fue a favor del todavía monarca, aunque los combates dejaron siempre como un sabor de que Aldis pudo hacer más por el título.

Tim Storm, ex Campeón Mundial de Peso Completo NWA, el fin de una era.

Mientras tanto, Corgan siguió trabajando en su empresa, y tratando de hacer lo que el nombre de la misma asume: una alianza. Corgan consiguió así aliarse con una de las empresas independientes más importante de la Costa Este estadounidense: Combat Wrestling Zone, consiguiendo incrustar la revancha entre Storm y Aldis en el evento máximo de esa empresa, Cage of Death, quien en su décimo novena edición vio la revancha éste pasado sábado 9 de diciembre.

 

Para este punto, Aldis consiguió poner en su esquina a una gloria luchística: Austin Idol, quien le dio el empujón que necesitaba, apoyándolo en el momento crucial cuando logró lo esperado y se convirtió en el nonagésimo tercer monarca reconocido por la NWA con el cinturón dorado.

Nick «Magnus» Aldis, el primer monarca de la Era Corgan

Sin lugar a dudas resulta llamativo que en poco más de dos meses de trabajo Corgan y su equipo, entre los que destaca Dave Lagana (que ha pertenecido al equipo creativo de empresas como TNA, ROH y WWE), han comenzado con un giro distinto al camino que la NWA seguía desde hace casi tres décadas y que la sumió en una espiral de desatinos con breves momentos de gloria. Hoy, la alianza con CZW hace pensar que la NWA puede llegar a ser el común denominador para muchas empresas independientes y otras tantas alrededor del mundo, haciendo que luchadores como Aldis, The Heatseekers, Barret Brown, los veteranos Tim Storm y Jazz y varios más, junto a leyendas que funjan como figuras de autoridad o managers (tal cual lo hace Austin Idol ahora con Aldis), puedan reconstruir una zona de territorios donde luchadores conocidos a nivel nacional o extranjeros interesantes alternen con luchadores locales y se puedan forjar nuevas figuras; haciendo que en el mediano plazo puedan ser una competencia seria para otras empresas con más reconocimiento como Impact o Ring of Honor.

El proyecto de hacer el canal On Demand con el material histórico, así como la producción de documentales suena por demás interesante y ya se pueden ver ciertos avances en la serie «Ten pounds of gold» que deja un buen sabor de boca.

¿Hasta dónde podrá llegar está versión de la NWA de Corgan? Sólo el tiempo lo dirá.

Advertisements
Anuncios
Hablamos de