Las grandes corporaciones suelen buscar cabezas de turco cuando vienen mal dadas, y WWE no dudó en culpar a sus Superestrellas por lesionarse como causa de la caída de beneficios en el primer trimestre de este año. Argumento que no podrá utilizar cuando se conozcan los resultados del Q2. Y ahora, uno de los señalados es ni más ni menos que el hijo del Chairman, cuya sobreexposición en los últimos meses ha coincidido con las peores cifras de compras de PPV y asistencia que se recuerdan. Sin embargo, hoy, Shane McMahon protagonizará un especial en WWE Network.

Esta serie basa su formato en situar a una Superestrella frente a imágenes de su pasado. Un concepto bastante simple, pero que da mucho juego, dependiendo también de cuánto se le esté permitido decir y cuánto haya de guionizado en sus palabras, claro. En la previa sólo se muestra la lucha callejera que Shane disputó con su padre en WrestleMania X-Seven, enmarcada dentro de aquella memorable historia de «The Invasion». Aunque en otra publicada más recientemente vía YouTube, aparece una instantánea del día en que regresó a WWE, poco antes de WrestleMania 32. Lo que da pie a una interesante revelación.

«Vale, volví después de siete años, creo. Una de mis mayores motivaciones para regresar fueron mis hijos. Mis hijos me dijeron: ‘Nunca te hemos visto en vivo’. Y yo dije: ‘Ajam'». 

Para seguidamente, valorar la tremenda reacción que su regreso generó.

«Fue la ovación más grande que he escuchado en mi vida. Y fue impactante, porque que te aprecien de esa manera es algo que nunca olvidaré. Nunca olvidaré esa noche. Fue electrizante, fue especial».

especial
WWE

La primera temporada de WWE Photo Shoot, compuesta de 11 capítulos, dio cabida a nombres de la talla de Ric Flair, Scott Hall o Kurt Angle. Shane protagonizará el cuarto episodio de la segunda, que ha contado hasta el momento con Dolph Ziggler, Natalya y Rusev.

Advertisements
Hablamos de