Munguía noqueó a Allotey en el cuarto round de la contienda pactada a 12, esto por el cinto de peso superwelter de la OMB.

Jaime Munguía había anunciado que esta sería su última pelea en ese peso, debido a que ya se le dificulta bajar a las 154 libras. Patrick Allotey fue su última prueba como campeón, y la pasó correctamente.

Habrá que destacar que si bien Munguía se mostró los mismos errores de defensa, fue más pensante al ataque y eso le dio mejores armas para vencer a Allotey.

Ya en sus últimos combates se había notado a un Munguía muy desbocado, buscando el nocaut pero sin mucha idea y aceptando así, golpes que podría haberse quitado con un simple giro de cintura.

Pero en esta ocasión podría decirse que se vio la mano de Erik Terrible Morales, pues  Munguía se mostró más paciente y con un ataque más ordenado que en otras ocasiones.

Alllotey se mostró fuerte al ataque, como se pudo apreciar, conectó a Munguía con buena calidad, sin embargo, a la hora de moverse quedaba atascado y a merced del ataque de Jaime. Eso sí, su movimiento de cintura le ayudó bastante a evadir algo del ataque del mexicano.

Aquí fue donde se notó la diferencia de la preparación de Munguía, pues a pesar de que Allotey lo hizo fallar en muchas ocasiones, no se lanzó a lo loco al ataque, sino que esperó a cerrarle el espacio, a llevarlo contra las cuerdas para sacarle la ventaja.

Fue justo contra las cuerdas cuando logró detenerlo con un gancho al cuerpo. Un buen golpe de Munguía hizo que Allotey se fuera al piso y recibiera cuenta.

Allotey se levantó, pero ya estaba tocado, porque se le veía en el rostro señales de incomodidad con el encuentro, con lo que estaba sucediendo.

En el cuarto round, nuevamente Munguía aceleró el paso y pegó. Aunque no parecía un ataque de alto impacto, Allotey volvió a bajar la rodilla.

Munguía noqueó a Allotey de manera técnica, toda vez que el réferi determinó el final de la contienda porque Allotey ya no continuó en el combate.

Nueva y última defensa para Munguía, quien se va al peso medio a probar suerte.

Advertisements