Cody destrozando simbólicamente el trono de Triple H fue la imagen más comentada de Double or Nothing. Pero la gran sorpresa de la noche tuvo un nombre: Jon Moxley. No sólo debutó en AEW ocupando el hueco estelar, sino que además se alzó triunfante al tumbar a Chris Jericho y Kenny Omega y cerrar así la emisión del PPV. Un momento que, según considera el protagonista, superó a su victoria del Campeonato WWE.

Nothing supera
AEW

Tranquilos, que no se trata de un enésimo extracto de la intervención de «Mox» en el podcast de Jericho. Esta vez, acudió al programa de radio Flip The Strip, donde valoró así su «momento Lex Luger«.

«Hace unos años, a dos calles de la MGM Grand Arena, en la T-Mobile Arena, gané el Campeonato WWE. El título que quería conseguir desde que era niño, desde que vi aquel Iron Man entre Bret Hart y Shawn Michaels. Y lo hice. Fue bastante guay. Pero Double or Nothing le da mil vueltas«.

«Poder salir ahí fuera siendo yo mismo, sin la involucración de WWE, aunque obviamente gracias a ellos me hice un nombre… Pero 12 mil personas, o las que hubieran, gritando ‘Moxley’, fue una sensación indescriptible«.

Moxley hace referencia a la edición de Money in the Bank de 2016. Como Dean Ambrose, consiguió hacerse con el maletín a mitad de evento, para canjearlo al final del mismo sobre Seth Rollins, quien acababa de retener el por entonces Campeonato Mundial de Peso Completo WWE al derrotar a Roman Reigns. Un triunfo ciertamente memorable que por desgracia, poca continuidad tuvo, pues Ambrose perdió el magno cetro menos de dos meses después, y nunca lo recuperó.

Nothing supera
WWE

Que aproveche Moxley para seguir disparando contra WWE, porque a partir de la semana que viene, le espera una agenda cargada de compromisos. El día 5, durante la final del Best of the Super Juniors enfrentará a Juice Robinson por el Campeonato de Estados Unidos IWGP. Un trabajo para NJPW que seguramente no concluya ahí. Y a posteriori, el 29, bajo Fyter Fest, disputará su primer combate oficial en AEW, con Joey Janela de oponente.

Hablamos de