Mientras procesamos la noticia del fallecimiento de quien probablemente haya sido el mejor mánager de la historia de la lucha libre profesional, desafortunadamente venimos al ataque con más malas noticias. Tiene que ver con el motivo de la salida de Jeff Jarrett de Impact Wrestling en las últimas semanas, hecho que tomó a propios y extraños con la guardia baja ya que Double J, una vez más, había vuelto a tomar un rol protagónico tras bambalinas en la empresa que co-fundó junto a su padre en 2002.

Su marcha coincidió con la salida de los reportes de que Impact Wrestling —ya no GFW, pero llegaremos a eso en un momento—volvía a encontrarse en una situación financiera crítica, algo que ha vuelto a encender las alarmas en un flashback de lo vivido en 2016. Se suponía que la realidad no sería esta, o al menos eso se creyó cuando Anthem adquirió la empresa y atrás dejó el polémico mandato de trece años de Dixie Carter. Pero nuevamente, como si se tratara de una infinita maldición, nos encontramos en el mismo lugar.

Obviamente, la administración salió a desmentir todo tipo de rumores sobre una posible venta o un desangre económico a la vez que anunció el futuro lanzamiento de un servicio de streaming propio con el material histórico de la organización. Pero si bien desconocemos hasta qué punto están mal las cosas, es un hecho que tampoco están tan bien como lo pintan sus oficiales. Una reciente reunión de estos con el talento quizá calmó un poco los ánimos, pero con tanto rumor ahí afuera, no parece que el tema haya terminado.

Jeff Jarrett y Ed Nordholm. ¿Anthem quiere deshacerse de Double J?

Volviendo a Jeff Jarrett, Dave Meltzer ha hecho hincapié en su último Wrestling Observer Newsletter que la razón que llevó a Anthem a relegarlo tuvo que ver con el abuso de sustancias, posiblemente de alcohol. Recordemos que en el comunicado emitido la semana pasada, el sitio web Impactwrestling.com mencionó que la salida (o hiatus indefinido, como lo describieron) de Jarrett se debía a «motivos personales». Una lástima, puesto que el veterano de 50 años ya había tenido problemas de esta índole en el pasado y había podido superarlos.

Wrestling News World ha coincidido con estos reportes y en un reciente informativo brindó más detalles sobre lo que está ocurriendo detrás de escena con el «King of the Mountain»:

«Aunque Impact Wrestling ha tenido una historia tumultuosa casi desde sus orígenes, el caos que hay en estos momentos tras bambalinas ha sido descrito como uno de los más grandes de su historia. Mientras que Anthem Sports & Entertainment está diciendo que Jeff Jarrett ha entrado en un programa de rehabilitación para el control de sustancias, también están analizando si Jarrett ha violado la cláusula de moralidad de su contrato y si de hecho podrían prevenir que regresara.

«De tal modo, él sería el segundo nombre importante, siendo el otro Alberto el Patrón, del que Anthem intenta deshacerse con la excusa de haber violado la cláusula de moralidad. Con la empresa atravesando una hemorragia económica, Anthem está tratando de recortar presupuesto donde se lo vea, aún si eso incluye encontrar maneras de no tener que honorar sus contratos existentes.

Jarrett con Alberto el Patrón. Ambos podrían abandonar pronto Impact Wrestling.

«Desde la vuelta de Jarrett a la compañía, el elenco ha cambiado constantemente, con ciertos luchadores siendo reemplazados por talento leal a Jarrett. Y ahora que éste se ha ido, nos encontramos con un elenco lleno de chicos y chicas que no tienen idea de a quién ser leales y no saben qué futuro les deparará a ellos y a la empresa.

«Los reportes de que Anthem está explorando si pueden encontrar un comprador son ciertos, pero tampoco están desesperados por hacerlo, aunque sí para recortar costos. Están dispuestos a escuchar ofertas, pero todavía ven un beneficio en poseer una compañía de lucha libre ya que eso significa una adición de bajos costos al Fight Network y sus próximos streamings digitales.

«El problema es que a menos que puedan encontrar un acuerdo televisivo en los Estados Unidos que sea más lucrativo que el de POP TV, puede que no sea posible reducir los suficientes costos para que se pueda sobrevivir a la compañía a largo plazo.

Nos encontramos con un elenco lleno de chicos y chicas que no tienen idea de a quién ser leales y no saben qué futuro les deparará a ellos y a la empresa.

«Los aliados de Jarrett en la empresa creen que se va a hacer todo lo posible para que él abandone el barco, no sólo para dejar de pagarle sino también para poder comprarle los derechos del término GFW.»

Por el momento, Jarrett seguirá ejerciendo como «consultor», plaza que ocupaba John Gaburick, quien se cree ha vuelto a tiempo completo para ocupar las tareas del ex Campeón Mundial TNA/NWA. El futuro del nativo de Tennessee es todo un tema, pues, en adición a lo documentado por WNW, todo apunta a que todavía es propietario de las siglas GFW (Global Force Wrestling) y que, de abandonar nuevamente la compañía, podría volver a poner en ruedo a su vieja promoción. Entretanto, Impact Wrestling seguiría llamándose así, (Anthem) Impact Wrestling.

De hecho, «GFW» ha sido quitado en algunos gráficos que la ex TNA ha publicado en las redes sociales, sea lo que eso signifique. Y es que no queda del todo claro cuál es la relación actual entre la empresa y su creador. Karen Jarrett, esposa de Jeff y quien también tenía un cargo en la administración, agradeció recientemente al presidente Ed Nordholm por el apoyo brindado, lo cual no habla de ningún problema. La cuestión es que, como están las cosas, nadie puede asegurar que las cosas no se desbaraten en cualquier momento.

Jeff Jarrett y Ed Nordholm con Dorian Roldán.

Como ya hemos resaltado aquí en SÚPER LUCHAS anteriormente, Jarrett ya había presentado indicios de encontrarse en mal estado durante Triplemanía XXV, donde también tuvo un encontronazo con el esposo de Sexy Star, Jhonny González. Subrayamos, además, los problemas de conducta y la decepción que el ejecutivo supuso para Nordholm y el resto de la administración.

Se acerca el más prestigioso evento PPV de Impact, Bound For Glory, y la empresa vuelve a encontrarse en uno de sus peores momentos. Todo a esto a casi un año de estar al borde de su desaparición, lamentable pero curiosamente. Si de algo podemos estar seguros, no obstante, es que a menos de que hayan drásticas mejorías, no veremos a Double J en la gran cita del 5 de noviembre.

¿Qué opinan? ¿Significa esto el fin de Jeff Jarrett en Impact Wrestling? ¿Creen que reviva a Global Force Wrestling? ¿Ha sido su breve mandato una decepción? Dejen sus opiniones en la caja de comentarios.

Advertisements
Hablamos de