Fernando Montiel quiere hacer una campaña en peso pluma para poder conseguir un título en esa división y aunque al principio tuvo rivales que no le presentaron demasiado reto, Rogelio Dolínguez, de Filipinas vendió cara la derrota.

Resulta ser que a pesar de que Montiel mandó 2 veces a la lona en el primer round, ambos producto de un volado de derecha. Fernando creyó poder terminar la pelea temprano pero Dolínguez llevó buena preparación física y se levantó en las dos ocasiones para seguir en el combate.

Momento exacto del golpe que mandó a Dolínguez a la lona
Momento exacto del golpe que mandó a Dolínguez a la lona

Montiel supo mantener la distancia precisa para poder golpear a Dolínguez sin salir demasiado lastimado. Sin embargo, el filipino pudo cerrar un poco la distancia para colocar un par de rectos a la cara de Montiel. El movimiento de Fernando por el ring fue óptimo y dio muestra de la buena preparación que hizo para esta pelea.

La pelea fue un poco accidentada por el la humedad del ring. «Kochulito» resbaló en el segundo episodio y Dolínguez resbaló en el tercero, con la fortuna de que el réferi estaba bien colocado en la acción y no hubo equivocaciones que les quitaran puntos de manera injusta.

El «Kochul» llevó la voz cantante a lo largo del combate, fue capaz de pelear a la distancia pero con la velocidad suficiente para entrar y golpear en corto. Dolínguez a pesar del aguante que mostró se quedó corto en el ataque para poder cerrar la distancia en el puntaje y claro, estaba lejos de conectar el nocáut, la única opción que tenía para ganar el combate. Aun así, no paró de lanzar golpes y brincotear por el ring, para tratar de impactar al mexicano y dificultarle el trabajo.

Y vaya que lo hizo. A pesar de que se tambaleó en varias ocasiones, no regresó a la lona.

Una de las ocasiones en que Dolínguez cayó a la lona
Una de las ocasiones en que Dolínguez cayó a la lona

Pero luego de 10 rounds, Montiel había hecho lo necesario para sacar la victoria de manera unánime.

Acaso lo que separa a Montiel de una contienda de título mundial sea la negociación y la edad. El campeón pluma más joven tiene 26 años (Vasyl Lomachenko). Montiel va por Evgeny Gradovich (28 años) y tiene mucho menos castigo acumulado que Montiel. Pero Montiel tiene la capacidad y la experiencia. Si le logra el combate, veremos si le es suficiente.

Hablamos de