En una filmación documental del 25 aniversario de UFC, Ronda Rousey dijo que no estaba segura de que alguien mereciera escuchar sus sentimientos sobre su legado porque «lo que siento por mí mismo y por mi propio legado es algo precioso para mí, por lo que no puede escucharlo, solo tienes que tener tu propia opinión de mi legado«.

A raíz de esos comentarios, Miesha Tate la acerrima rival de la carrera de Rousey sopesó esos comentarios y admitió que no estaba sorprendida de escuchar ese tipo de comentarios de la ex campeona de UFC.

«Es muy de Ronda. Mira, ella no está equivocada, aunque es un poco arrogante, pero creo que ese es el estilo que la gente ha apreciado de Ronda. No es necesariamente algo que aprecie sobre Ronda, pero cuando hablas de su legado esto realmente lo resume en una cita. Es que ella sabe que tiene valor e interés, pero en realidad tampoco le da ninguna importancia a lo que nadie más quiere escuchar”.

«Ella no es del todo un libro abierto. Ella no es del todo para los fans desinteresadamente. Ronda siempre ha sido sobre Ronda, por lo que no me sorprende. Ella sigue siendo exactamente como siempre ha sido».

«No creo que esté completamente feliz con su legado». MieshaTate reacciona ante Ronda Rousey diciendo que los fanáticos no merecen escuchar sus pensamientos sobre su legado en «Rompiendo barreras».

Ronda Rousey no siente la necesidad de decirle a nadie lo que siente por el legado que dejó en las artes marciales mixtas y la ex oponente, Miesha Tate, se pregunta si es porque no está contenta con la forma en que terminó su carrera.

Tate cree que parte de la razón por la que Rousey no está tan dispuesta a abordar su legado se debe a la forma en que su carrera terminó con derrotas consecutivas ante Holly Holm y Amanda Nunes.

Hablamos de