El miembro del Salón de la Fama de la WWE, Mick Foley apareció recientemente en el Podcats de su compañero del Salón de la Fama Jim Ross, The Ross Report.

Durante el episodio, Foley habló de su lucha con Dean Ambrose, la cual no se celebró. Ambrose enfrentó a Foley en el hotel InterContinental de Miami durante el fin de semana de WrestleMania XXVII y le invitó frente a un grupo de aficionados a una lucha hardcore. La lucha continuó en línea durante varias semanas antes de que se abandonara. Foley señaló que el combate fue desechado después de reunirse con su neurólogo, quien le dijo que él nunca podría luchar de nuevo.

Foley también se dirigió a su blog donde suspendió la rivalidad después de su inicio debido a que Ambrose involucro a la familia de Foley en ella. Foley dijo a JR que había una falta de comunicación entre ellos, y que Ambrose no estaba recibiendo sus textos porque estaba en el Reino Unido. Ambrose finalmente obtuvo los textos después de su regreso a los Estados Unidos, pero para entonces Foley había escrito el mensaje.

Foley dijo que luego volvieron en con el mismo tema, y estaban dispuestos a trabajar la lucha. Foley añadió que estaba dispuesto a poner su corazón y su mente en ello, pero entonces el diagnóstico de su neurólogo pasó. Foley agrego que él estaba feliz de ver a Ambrose alcanzar el éxito que tiene con The Shield, y que estaba feliz de que él «no aplastara a su futuro».

Hablamos de