Michael Bisping cree que Conor McGregor estará observando el evento principal de UFC 242 entre Khabib Nurmagomedov y Dustin Poirier con gran interés. McGregor ha compartido el octágono con ambos hombres en el pasado, derrotando a Poirier en 2014 y perdiendo ante Nurmagomedov en su pelea más reciente el año pasado en UFC 229.

Animara a uno de los dos


Bisping cree que McGregor animará particularmente a uno de estos dos hombres, como resultado de esto le daría a McGregor un camino más fácil de regreso al campeonato:

«Probablemente esté esperando y rezando para que Poirier venza a Khabib en Abu Dhabi. Si Poirier vence a Khabib, obviamente todos sabemos que Conor tiene esa victoria masiva sobre Poirier. Lo hizo muy, muy fácilmente. Hizo un breve trabajo de Poirier en su día. Muy bien, fue ese día, estaba en las 145 libras, pero aún así, si Poirier gana, existe la posibilidad de organizar esa revancha. Esa es su oportunidad, y una oportunidad más fácil por el título».

Si Khabib gana McGregor estará esperando


Por otro lado, si Nurmagomedov derrota a Poirier, Bisping cree que McGregor continuará esperando al margen o se verá obligado a volver al trabajo para ganar otra oportunidad por el título:

«No creo que tenga esa pelea. La pelea de Poirier, definitivamente, puedo verlos haciendo eso«.

«Desde la perspectiva de UFC, lo van a hacer [la revancha con Nurmagomedov]. La primera pelea fue el PPV  más grande de la historia, la revancha será aún mayor. Las revanchas se venden, especialmente con la cantidad de sangre mala, especialmente con lo que sucedió después de la pelea fuera del octágono. La revancha va a ser enorme. Solo creo que Conor tiene que ganar otra pelea primero».

Khabib y McGregor tienen su historia y si se llega a producir la revancha de seguro va a romper todos los records de la pelea anterior entre ellos.

Hablamos de