Drake Maverick, FTR y la lógica aplastante de Hiroshi Tanahashi

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

Como habrán comprobado los fans de New Japan Pro-Wrestling, esta empresa está siendo una de las pocas de la industria luchística que da ejemplo bajo la coyuntura del coronavirus. Tanto el presidente Harold Meij como todos los responsables de la casa del león, incluidos sus gladiadores, han asegurado que su prioridad es la salud tanto de ellos como de sus fans.

Podría esgrimirse que si no han continuado con sus shows es por la falta de un contrato televisivo de peso que les inste a ello, como ocurre con WWE y AEW. Pero la realidad es que "King of Sports" tenía cerrado un acuerdo con TV Asahi para volver a emitirse en horario de máxima audiencia a partir de abril. Simplemente, se trata de otra mentalidad, otro concepto del deber que aquí en Occidente resulta a menudo muy difícil de entender.

Hiroshi Tanahashi concedió estas enmarcables palabras ayer a Sports Illustrated.

«Es difícil decir cuándo podremos exactamente volver a disputar combates, pero espero que mientras tanto los luchadores cuiden de sí mismos, se mantengan en buena forma y hacer que los fans estén hambrientos por vernos de regreso [...]

«Hacer eventos en mitad de una pandemia ofrece a la sociedad una mala imagen de la lucha libre y puede poner una mancha negra sobre la industria que quizás quede después de que pase la pandemia.

«Creo que es importante permanecer unidos, entender exactamente qué está pasando y hacer lo correcto, aunque eso signifique regresar a la acción después de otros deportes». 

Hiroshi Tanahashi
NJPW

► Hiroshi Tanahashi no se forjó a puerta cerrada


Entenderán ustedes que me posicione férreamente del lado de "The Ace", cuando un servidor considera que todo lo hecho por WWE y AEW (y otras irresponsables empresas) en estos últimos dos meses no es lucha libre, al igual que tampoco es fútbol lo que en estos días ofrece la Bundesliga.

El propio Triple H contradijo involuntariamente toda esta política de continuidad ordenada por su suegro durante unas declaraciones que recogimos ayer, donde reflexionaba así sobre el pancracio.

«Si sales a jugar la Super Bowl, estás pensando en el juego. Prácticamente intentas desconectar de los fans y concentrarte en el partido. No dejas que la grandeza, la epicidad, se apoderen de ti. Sólo quieres concentrarte en el juego. Si eres un peleador y peleas en un estadio con todos los boletos vendidos, intentas concentrarte en el otro peleador. No puedes centrarte en el público.

«En nuestra industria, es todo lo contrario. Se trata de los fans, del momento. Cuando eres muy bueno en esto y llevas haciéndolo mucho tiempo, sus reacciones son casi los latidos de tu corazón. Es lo más emocionante y embriagador que hay [...]»

Celebrando WrestleMania 36 bajo su fecha original, precisamente el evento al que hace referencia HHH, WWE ha malgastado la candencia de varias de sus principales estrellas, entre ellas Drew McIntyre u Otis. Algo que puede extrapolarse a AEW y su camino hacia Double or Nothing 2020, con el ascenso de nombres como Lance Archer o Brodie Lee.

Y ayer, durante NXT y AEW Dynamite se hizo evidente el perjuicio de esta política sobre otros tres talentos: Drake Maverick y FTR. El ex-Gerente General de 205 Live logró convertirse en el segundo finalista del torneo por el título crucero con una emotiva victoria que alimenta su imagen de "underdog" natural. 

Hiroshi Tanahashi
WWE/YouTube

Mientras, los otrora The Revival hicieron su sorpresivo debut sobre Dynamite encarando a The Young Bucks, luego de mostrarse dominantes al defenestrar a The Butcher & The Blade en un abrir y cerrar de ojos. 

Hiroshi Tanahashi
AEW

Ahora imaginen estos segmentos al amparo del caluroso público de NXT y AEW. De eso trata, especialmente, la lucha libre "mainstream": crear estrellas. Y las estrellas no se crean en arenas vacías o ambientadas con un puñado de talentos de tu propia empresa tras pantallas de plexiglás. Más allá de moralinas, hablamos ya de mera lógica, a la que a fin de cuentas responden los seguidores si echamos un vistazo a los ratings de ambos programas.

Anuncio