Madison Rayne hizo su debut con WWE en el Mae Young Classic II. Perdió ante Mercedes Martinez en la primera ronda del torneo. Con 13 años de experiencia se esperaba que la ex Campeona de las Knockouts firmara con WWE; sin embargo, ella tomó otro camino.

En una entrevista reciente con CBS Pittsburgh, Rayne compartió sus preocupaciones con respecto a firmar con WWE.

«Las pláticas entre WWE y yo siempre fueron positivas. Siempre recibí comentarios excelentes sobre todo lo que hice, desde la prueba hace un año hasta recientemente haciendo el Mae Young Classic. Este año ha sido la primera y única vez que he trabajado con WWE. Eso fue realmente emocionante, pues después de muchos años de carrera, al fin pude lograr hacer eso.

«Pero todos se centró en decidir qué es lo que sería mejor para mí y en qué compañía estaría mejor. Sentí que Ring of Honor era mi mejor opción, y eso no significa que WWE me ofreciera algo y dijera que no. Siento que siempre fui muy honesta y directa con el hecho de que Columbus era mi hogar y que Columbus seguiría siendo mi hogar.

«Entiendo que tienen un sistema por el cual pasa su talento, independientemente de nunca hayas hecho nada en el ring o de que hayas luchado durante muchos años, y ese sistema está en Orlando. Aunque la lucha libre sigue siendo muy, muy importante para mí, ser madre y ser esposa son la dos cosas más importantes.

«Nunca hubo la plática definitiva, pero dado el hecho de que sabía lo que quería y nunca quise que hubiera un área gris en mi comunicación con WWE, dejé en claro que es lo que podía hacer y que no estaría dispuesto a mudarme. Eso probablemente resolvió la cuestión de si un contrato con WWE iba a estar o no en mi futuro«.

Hablamos de