Las tornas se volvieron esta semana en las «Wednesday Night Wars» entre NXT y AEW. La marca dorada de WWE ofreció ayer un show ligeramente inferior al precedente, mientras que los Élite superaron su estreno televisivo, ganando esta vez la batalla en cuanto a calidad luchística. Y es que los chicos de Triple H quemaron buena parte de sus naves entre el pasado miércoles y este último, en pro de intentar ganar las dos primeros choques de ratings y endosar un importante golpe moral a su rival. Pero no se confíen, porque hay ya anunciadas una buena ristra de luchas para los próximos episodios de NXT.

LA SEMANA QUE VIENE
Dominik Dijakovic vs. Keith Lee
Pete Dunne vs. Damien Priest
Tommaso Ciampa vs. Ángel Garza

DENTRO DE 2 SEMANAS
Roderick Strong (c) vs Velveteen Dream por el Campeonato Norteamericano NXT

► NXT no puede bajar el pistón


El todavía territorio de desarrollo de WWE lo deja claro con su más reciente etiqueta: #WeAreNotYourKind. Una manera de venderse como la alternativa necesaria al elenco principal de Vince McMahon, pues, básicamente, este es el fundamento de su rivalidad con AEW. Ambos productos son una tercera vía respecto a Raw y SmackDown, basados en la importancia de lo que se hace, por encima de lo que se dice. Aunque no falten las promos y el desarrollo de personajes, por supuesto.

De ahí que la historia entre Strong y Dream posea tintes del estilo McMahon, con referencia al tamaño del miembro viril del miembro de Undisputed Era (y respuesta incluida de Marina Shafir). Duelo que servirá de estelar para el episodio de NXT del 23 de octubre, y que llega después de una supuesta lesión del retador a causa de su mano a mano con Strong durante el (re)debut de NXT en USA Network el pasado 25 de septiembre, donde perdió dicho cetro.

NXT
WWE

Mientras, los combates del próximo miércoles conforman un menú completo. Tendremos el último duelo de la serie Dijakovic-Lee, el primero quizás de la rivalidad Dunne-Priest, y el que marcará el regreso al ring de Ciampa. Aunque por desgracia, los ratings son quienes dictarán sentencia, y ya saben que la calidad luchística no siempre se traduce en buenos números. Que se lo digan a 205 Live.

Advertisements
Hablamos de