Un luchador de WWE dio positivo por Coronavirus

Por | |

Desde que comenzó la pandemia de Coronavirus, WWE entró en una serie de métodos enrevesados para poder sacar adelante su programación. No parecía una buena idea teniendo en cuenta que el resto de los deportes en Estados Unidos cancelaron sus temporadas hasta nuevo aviso. Sin embargo, la compañía de Vince McMahon se valió de ciertas estrategias, como realizar grabaciones en el Performance Center de Florida, estado en el que no hay medidas estrictas respecto al distanciamiento social, para embalar su producto.

Pero esta estrategia tenía sus falencias; siendo la más importante -y alarmante- la falta de tests que Triple H explicó recientemente de manera muy pobre. Y dicha falla en los cálculos de la empresa hoy tuvo sus consecuencias, puesto que en un comunicado de prensa WWE informó que un talento en desarrollo dio positivo por Covid-19:

"Un talento en desarrollo, que estuvo por última vez en las instalaciones de WWE el 9 de junio, en el Performance Center, dio positivo por Covid-19. Desde ese entonces, ningún otro individuo que haya ido a dicho lugar mostró síntomas. Sin embargo, como extrema precaución, y para cuidar la salud de todos los trabajadores de la empresa, aquellos que hayan estado en el Performance Center serán testeados de inmediato. Tras conocer los resultados, WWE planea seguir con su programación normalmente".

► Por el positivo de Covid-19 en WWE, se cancelan las grabaciones.

Si bien en la última parte del comunicado la empresa aseguró que su programación continuará con normalida, Bryan Álvarez del Wrestling Observer adelantó que las grabaciones que se realizarán hoy fueron postergadas para poder llevar adelante los testeos pertinentes.

De más está decir que los riesgos que conlleva la falta de testeos son muy preocupantes. WWE tiene que localizar a los individuos que estuvieron en contacto con el talento en desarrollo, testearlos y aislarlos hasta que se conozcan los resultados. Además de que tienen que desinfectar el Performance Center.

De hecho, según reportó Álvarez, WWE ya había empezado a invitar a un pequeño grupo de aficionados a las grabaciones. Obviamente tienen que dar marcha atrás, o seguir adelante con una política estricta de medidas preventivas para garantizar su seguridad, lo cual podría llegar a ser en estas instancias un gasto de energía y dinero innecesario.