El Reino Unido ha sido, por años, una zona estratégica para WWE, debido a que en ese país han tenido televisión por décadas. No en balde fue ahí donde organizaron el SummerSlam ’92, PPV que fue transmitido de manera diferida en los Estados Unidos.

Sin embargo, su aura está cayendo en los países que conforman las islas británicas. En dichos países, hace años comenzó un boom luchístico gracias al trabajo de varias empresas independientes. Una de ellas es Insane Championship Wrestling, de Escocia, de la que escribimos lo siguiente en 2015:

«En ese territorio es donde la promoción Insane Championship Wrestling se ha vuelto sumamente popular, sólo superada por WWE, CMLL, AAA y New Japan en lo que respecta a número de aficionados (fue nombrada promoción del año en 2012, 2013 y 2014 por la revista Fighting Spirit).

«Con Grado como principal estrella y con Mick Foley como comisionado invitado, el pasado 15 de noviembre ICW metió 4000 personas al Scottish Exhibition and Conference Centre, y se presentará el próximo año en el Hydro donde posiblemente superen la entrada de esta noche de NXT».

Y eso lo escribimos en relación a la llegada de NXT a Escocia. WWE vio que un mercado se había abierto y quisieron no un pedazo del pastel, sino todo. Y como en el cuento de la gallina de los huevos de oro, WWE decidió matar a la gallina cuando contrató a todas las grandes estrellas del Reino Unido para formar NXT UK.

Porque el boom se acabó. Y WWE, que planeaba hacer giras con NXT UK, en la actualidad sólo realiza las grabaciones para WWE Network, las cuales deben ser menos vistas que 205 Live.

► Los ratings de Raw en el Reino Unido

ratings de Raw en el Reino Unido
Ratings de Raw en el Reino Unido

Y, en consecuencia, las audiencias televisivas han ido en picada. Apenas en junio Raw lograba sólo 63 mil televidentes. Sky Sports no tiene ya interés en promocionar WWE, pues su alianza de tres décadas ha llegado a su fin. En enero, WWE comenzará a ser transmitida por BT Sports.

Pero los números han caído a niveles ridículos. Dave Meltzer escribió al respecto en la más reciente edición del boletín Wrestling Observer:

«El Raw del 14 de octubre tuvo 38 mil televidentes, bajando de los 48 mil del 7 de octubre, que tuvo a Tyson Fury, una figura enorme en el Reino Unido.

«SmackDown del 18 de octubre tuvo 23 mil espectadores. Raw del 21 de octubre sólo llegó a 3000. Es un número tan malo que la gente pensó que era un glitch informático, pero nos dijeron que los datos son reales».

¡Sólo tres mil! Pero no es que la gente ya no vea lucha, pues a la competencia le va mucho mejor. Hasta Impact Wrestling tiene mejor audiencia que WWE en el Reino Unido. Meltzer informa que el episodio del 18 de octubre tuvo 77 mil televidentes.

En cuanto a AEW Dynamite, que se transmite en ITV, sus números han sido mucho mejores, pues el 4 de octubre tuvo un total de 98 mil televidentes, mientras que el 14 de octubre subió a 232 mil.

 

Hablamos de