Para intentar poner los pies en la tierra a muchos fans, Paul Heyman avisó que los cambios en Monday Night Raw llevarán su tiempo. Aunque todavía el show rojo no puede considerarse un programa disfrutable de principio a fin, su estreno como director ejecutivo ha sido sin duda un revulsivo. De hecho, podría decirse que gran parte de la buena acogida que tuvo Extreme Rules se debió a ciertas decisiones creativas "marca de la casa Heyman" que impulsaron el PPV. Arduo trabajo el que tiene por delante, cuando ya conocemos qué dos importantes lagunas intenta subsanar.

concretos
WWE

Dave Meltzer, bajo el último boletín del Wrestling Observer, da cuenta de los esfuerzos de "Paul E".

"Para Raw, Heyman está intentando ir con la idea de que las entrevistas entre bastidores tengan menos de diálogo impostado y se presenten de manera más realista. Y por otra parte, que haya más consecuencias creativas. Básicamente, como lo que AEW promete con la idea de que las victorias y derrotas importarán y las historias no se olvidarán y cancelarán.

"También que si alguien se hace daño una semana no parezca estar bien a la siguiente. Con Strowman ese caso se evidenció, ya que supuestamente estaba gravemente lesionado, se perdió una semana de televisión, y volvió sin vender dolencia alguna. Durante los últimos 15 años los luchadores se quejan de que disputan un gran combate y quieren vender la golpiza al día siguiente en Raw. Y aunque Vince McMahon permite que los tipos de medio cartel lo hagan, cuando los tipos top quieren hacerlo también Vince no lo permite. Porque los tipos que pretende proteger no quiere que luzcan débiles en televisión".

En SÚPER LUCHAS ya recogimos una entrevista concedida por Heyman antes de que se anunciara su nuevo rol, donde el veterano desveló parte de su libro de estilo.

"Quiero saber a dónde voy. Nunca escribo la primera página de una historia y luego improviso por el camino. Siempre escribo el final primero. Es cosa de cómo me he entrenado, y la manera en que veo las cosas. Aquí está el final. Esto es lo que vamos a hacer el año que viene en WrestleMania. Así vamos a cerrar WrestleMania. Y ahora, así es como vamos a llegar allí".

Punto que coincide con el segundo aspecto reportado por Meltzer, pero que como recordó el editor, de momento no se refleja en pantalla (algo también señalado por nuestro Editor en Jefe Ernesto Ocampo). Braun Strowman, efectivamente, lució más fresco que una lechuga en Extreme Rules. Otro indicio de que al fin y al cabo, el filtro McMahon continuará siendo un importante escollo.

Hablamos de