El día de ayer se celebró NXT TakeOver: Toronto 2019, y no decepcionó. Fue un buen evento, con los únicos puntos flacos en la división femenil, que aún así es muy superior a la del elenco principal.  Quedará en la memoria de todo el Universo WWE el espectacular combate de 2 a 3 caídas entre Adam Cole y Johnny Gargano. 

A continuación te presentamos lo bueno, lo malo y lo extraordinario de NXT TakeOver: Toronto 2019.

NXT TAKEOVER: TORONTO (10 de agosto 2019) | Resultados WWE en vivo | Cole vs. Gargano

LO BUENO

Dream Over para Roderick Stong y Pete Dunne

Una de las luchas que cumplió completamente con la expectativa puesta en ella. Roderick Strong fue la pieza clave la mayoría del tiempo, certero y muy calculador, hizo todo para salir con el cetro en las manos.

Por otra parte, Pete Dunne resistió y supo contraatacar en algunos momentos críticos. Mientras que, The Velveteen Dream supo usar todo lo anterior a su favor. Cuando tuvo que ser inteligente lo fue, cuando tuvo que contragolpear lo hizo.

¿Tendrá Roderick Strong una nueva oportunidad al título?

LO MALO

La división femenil esta estancada

La noche de ayer los combates quedaron a deber, sin que con ello digamos que fueron malos. Simplemente tenían a cuatro luchadoras con una calidad inmensa para que no fuese así.

El combate entre Candice LaRae vs. Io Shirai, fue algo estético, comparado a la brutalidad de combates brindados en el circuito independiente por parte de ambas, este lució desabrido.

Por otra parte, la contienda de Shayna Baszler y Mia Yim, no fue lo que la fanaticada esperaba, sobre todo de Mia Yim. Además, fue muy notorio que ambas luchas terminaran de la misma manera, una estrangulación con las piernas.

¿Quién será la que pueda derrocar a Baszler?

El fracaso del resto de The Undisputed Era

Más allá del gran combate brindado ante The Street Profits, en la cual se disputó el Campeonato de Parejas NXT, la facción sigue un par de peldaños abajo para brillar en el elenco principal, evidentemente exceputuando a Adam Cole.

Lo cierto es que Bobby Fish y Kyle O’Reilly ya han hecho historia en la división de parejas. Sin embargo, siguen sin dar el golpe de autoridad en la misma. Por otra parte, Roderick Strong, quién llegó a reforzar a la facción, cumplió de muy buena manera la noche de ayer, la triple amenza fue muy buena y Strong fue quién más cerca estuvo de salir como Campeón Norteamericano NXT.

No obstante, The Velveteen Dream fue mucho más astuto que él. El gran incoveniente para los tres miembros mencionados de The Undisputed Era, es la credibilidad, pues parece que la cúpula creativa sigue firme con la idea de ascender en solitario a Adam Cole.

Ayer se esperaba que se quedaran con todo el oro. Ya muchos esperaban con que, sin dejar NXT, invadieran el elenco principal para atacar a The OC, pero eso parece poco probable en este momento.

¿Se reivindicarán camino a NXT TakeOver: War Games III?

LO EXTRAORDINARIO

Adam Cole vs. Johnny Gargano, una obra de arte

Se podrían usar cientos de adjetivos para describir esta contienda, que cada vez está rivalidad refleja que tanto Adam Cole como Johnny Gargano son de lo mejor que tiene WWE.

Ayer, todo fue magia de principio a fin. Fueron inmisericordes el uno con el otro, no conocieron la piedad, tomaron riesgos para salir con la victoria, mesas, sillas, escaleras, un mazo, una jaula de acero que les sirvieron como lienzos. Adam Cole terminó reteniendo el Campeonato NXT, pero el público fue el que gano todo con este combate.

Me atrevo a decir que este combate es un serio candidato a la lucha del año y no solo en WWE, sino dentro de toda la industria de la lucha libre profesional.

¿Qué será lo siguiente en el camino de ambos?

 

 

Advertisements

Hablamos de