En el episodio de ayer de Monday Night Raw, observamos el crecimiento de las rivalidades camino a Extreme Rules, y una notable mejoría respecto a las semanas pasadas.

Entre lo destacable, estuvieron los segmentos de Braun Strowman y Bobby Lashley y la destrucción de la pantalla gigante, la revancha de The Miz ante Elias. Además de la sentencia de The Underataker a Shane McMahon y Drew McIntyre.

 

 

A continuación te exponemos todos los pormenores en lo bueno, lo malo y lo extraordinario de Monday Night Raw.

LO BUENO

El ascenso de Niki Cross

Durante la últimas semanas Niki Cross ha respaldado a Alexa Bliss, claro está que con la influencia de esta última en esa decisión. Esta «alianza» le ha funcionado de maravilla a Bliss, quien tiene a una guardaespaldas.

El día de ayer, Nikki venció a Carmella, y con ello se sigue manteniendo la oportunidad de ser la retadora al Campeonato Femenil SmackDown, que ahora tiene Bayley.

¿Logrará tener una oportunidad titular pronto?

Seth Rollins y Becky, triunfantes

La rivalidad de Seth Rollins y Becky Lynch contra Baron Corbin y Lacey Evans tiene como único atractivo lo inédito del asunto y el hecho de ver a la pareja campeona en acción. También habrá jovencitas que, estando en su etapa romántica, amen esta historia.

Ayer calentaron el ambiente con una lucha mixta frente a Mike y María Kanellis, de la cual parece que saldrá algo interesante con los hasta ahora desaparecidos Kanellis.

¿Podrán Lacey Evans y Baron Corbin salir victoriosos en Extreme Rules?

 

Samoa Joe apunta al Campeonato WWE

The New Day sigue sorprendiendo con la unión inquebrantable que tienen, pues en cuanto alguno está en problemas de manera instantánea salen a defenderse.

Aunque ayer la intervención de Kofi en el combate por equipos (Big E y Xavier Woods vs. The Viking Riders) salió de mala manera, pues se pactó una lucha de tríos donde su equipo fue derrotado gracias a la sumisión de Samoa Joe sobre el Campeón WWE.

¿Saldrá como Campeón WWE Samoa Joe tras Extreme Rules?

LO MALO

Detalles predecibles

Hay cosas muy predecibles en la programación de WWE que esperemos se solucionen en la era de Heyman y Bischoff. Una de ellas es la de armar una lucha nueva a partir de las intervenciones. Ayer lo vimos en la lucha de New Day vs. Viking Raiders, que luego se volvió New Day vs. Samoa Joe y Viking Raiders.

Antes era el sello de Teddy Long, pero ahora se repite demasiado, lo cual hace que que todos adivinen lo que sigue.

Lo mismo con la luchas a dos de tres caídas, que parece que tienen como objetivo el que puedan irse a comerciales sin cortar la lucha. Con ello, la estipulación deja de ser especial.

 LO EXTRAORDINARIO

El regreso de The Club

El ascenso de Ricochet ha sido bueno desde la obtención del Campeonato de Estados Unidos. Su rivalidad frente a AJ Styles ha crecido y fortalecido de buena manera durante el transcurso de estas últimas semanas.

Aunque previo a eso, su rivalidad frente a Cesaro  ayudó bastante a llegar a este punto.

Por ahora está rivalidad promete, sobre todo por el cambio al bando rudo de Styles y su nueva alianza con Luke Gallows y Karl Anderson reuniéndose de nuevo como The Club.

¿Podrá AJ Styles convertirse por tercera vez en el Campeón de Estados Unidos?

Braun Strowman vs. Bobby Lashley

Esta rivalidad había sido ridícula, con encuentros de vencidas y pruebas de fuerza. Sólo faltaba que ahora se enfrentaran en un concurso de disfraces. Sin embargo, anoche se vio la mano de Paul Heyman, pues ambos se dieron con todo en una lucha corta, pero intensa, con muchos movimientos de poder.

Y, por si fuera poco, terminó sin resultado cuando destruyeron la pantalla. Eso causó una emoción tal que los fans, que hasta hace poco clamaban porque cancelaran esta rivalidad, ahora quieren una lucha decisiva en Extreme Rules.

Advertisements

Hablamos de