Lo más reciente que supimos acerca de Lio Rush es que, como Enzo Amore, ha dado comienzo a una carrera en la música. Esto sin que se haya aclarado nada respecto a su futuro en WWE, aunque parece claro que está más fuera que dentro de la empresa. Pero no lo van a despedir para que no se vaya a AEW, así que probablemente continuará sin luchar hasta que su contrato acabe o hasta que Lio demande si congelan el contrato.

En una entrevista con el podcast  Two Man Power Trip, el luchador dijo:

«He estado callado en los últimos meses, pasando tiempo con mi familia y quedándome en casa. He estado escribiendo para tratar de entender algunas cosas. Todo en WWE sucedió muy rápido. Cada vez que parpadeaba estaba en una parte diferente de la empresa. Pasé por una breve etapa en NXT, luego me pusieron en un torneo el fin de semana de WrestleMania, después tuve una experiencia en el Reino Unido y dos meses después estaba en 205 Live, entrando después al Mixed Match Challenge y a Monday Night Raw.

«Apenas estaba empezando a sentirme cómodo en un sitio cuando me movían a otro, así que tenía que adaptarme rápidamente. Pero fue increíble. Realmente no recuerdo haber visto a nadie hacer tantas cosas diferentes en tantas posiciones diferentes y haber tenido las oportunidades que tuve. Y las cosas fueron a otro nivel cuando me pusieron a trabajar con Bobby Lashley. Lo vi como una gran oportunidad para mostrar lo que puedo hacer. Aunque ni siquiera sabía lo que tenía que hacer realmente. Nos empezaron a lanzar cualquier idea que pensaron que podía funcionar mientras nosotros nos divertíamos.

«No soy arrogante»

«Pero entonces la gente empezó a tener una percepción errónea de mí. Creo que siempre he sido un tipo incomprendido por mi forma de ser. He pasado por muchas cosas en mi vida. Probablemente he pasado por mucho más de lo que un adolescente debería pasar. Todo eso me obligó a tener cierta forma de ser, me obligó a crecer un poco mentalmente y tener esta mentalidad para tener éxito, no solo para mí, sino también para mi familia. Tengo 24 años y me comporto de una forma que muchos ven como arrogante.

«Siempre me han dicho eso, y, siendo honesto, me duele un poco, porque siento que soy un tipo amable. Estoy bastante callado la mayor parte del tiempo. Siento que mucha gente ve ese personaje en la pantalla y dicen: ‘Dios mío, es tan ruidoso, es tan descarado, tan desagradable y cosas así’. Después, cuando me ven fuera de la pantalla, estando callado, dicen: ‘Oh, es tan arrogante’. Pero no soy arrogante, es solo que soy así.

«Supongo que es algo extraño. No soy demasiado bueno para explicar por qué me siento como me siento, pero soy una persona bastante profunda y pienso mucho sobre lo que voy a hacer, lo que voy a decir. Es bastante extraño, pero así es como siento que la gente me percibe. No creo que sea una mala persona».

Advertisements

Hablamos de