La pasada noche se celebró Final Battle, último PPV del 2018 para Ring of Honor, y tradicionalmente, el evento más importante de su calendario. Pero esta edición tuvo un importante extra. Asistir a la despedida de cuatro nombres clave para la compañía en los últimos años: Cody, The Young Bucks y Adam Page. Y claro, ahora gran parte de la actualidad informativa se centra en intentar averiguar cuál será el destino de estos luchadores. Un servidor no quiero aventurarse a dar algo por sentado. Pero fueron noticia las indirectas que los Bucks lanzaron a WWE ayer durante el show.

Las indirectas que los Young Bucks lanzaron a WWE ayer en ROH Final Battle 1
Cody intentó sin éxito recuperar el Campeonato Mundial ROH de manos de Jay Lethal en uno de los principales combates de Final Battle (14/12/2018) – ROH

Nick y Matt Jackson estelarizaron la noche, como no podía ser de otra forma. Lo hicieron en un Ladder War contra SoCal Uncesored y The Briscoes por el Campeonato Mundial de Parejas ROH, con victoria para estos últimos, quienes reconquistaron dicho cetro. Un choque que dejó grandes secuencias, pero que también destacó por varios detalles relacionados con esa relación que los Bucks mantienen con la compañía McMahon.

Por ejemplo, realizando de nuevo el gesto de «Too Sweet».

Recuerden que en octubre del año pasado, WWE envió a Nick y Matt una polémica carta de cese y desistimiento acerca del uso de dicho «taunt», así como del «Crotch Chop». Y la respuesta de los hermanos fue bastante contundente vía Being The Elite. Aunque por evidentes consecuencias legales, prefirieron evitar volver a emplear ambos gestos. Todo, pese a que Kevin Nash, uno de los ideólogos de este símbolo de The Kliq y nWo, incluso salió al paso para defender a los Bucks. Pero la propiedad intelectual pertenece a WWE.

Y la cosa no quedó ahí. Minutos después, hubo pulla directa hacia Triple H y su martillo.

Matt, a continuación, optó por tirar el arma y aplicar su Superkick. ¿Una declaración de intenciones sobre su futuro y el de Nick? Porque ya como epílogo, grabado pero no emitido, Cody y Page se unieron a los Bucks para despedirse de la afición. De nuevo, Matt llevó la voz cantante.

«Todos los que estamos en este ring, todos somos élite, ¿verdad? ¡El tiempo corre! ¡Algo va a ocurrir! No sé qué será, espero que lo averigüéis en Being The Elite. Os diré algo. New Yor City, ¡volveremos y nos veremos otra vez!»

Ese «todos somos élite», al tomar las palabras en versión original pasa a ser un «all elite». Tan evidente referencia a esa presumible empresa de Tony Khan que uno ya no sabe qué pensar al respecto. Por si no se dieron cuenta, a pesar de los dardos lanzados, el atuendo de los Bucks fue un homenaje a una mítica dupla de WWE.

Hablamos de