En cada combate que tiene que hace patente que todavía tiene muchas cosas que mejorar, y también cuando realiza una promo, pero Lacey Evans ha sabido ganarse el apoyo de WWE y está siendo impulsada prácticamente desde el primer día. Puede decirse que está empezando su carrera y ya está batiéndose el cobre con los números uno de WWE. Lleva meses persiguiendo el Campeonato Femenil Raw y la semana que viene tendrá una nueva oportunidad de conseguirlo. ¿Conseguirá coronarse venciendo a Becky Lynch?

Lo que parece claro es que en algún momento conseguirá un título. De hecho, lleva camino de convertirse en una de las luchadoras principales de los próximos años. Y tiene claro qué hará cuando sea campeona. Quienes tienen un título en ocasiones necesitan un tiempo para descansar (Hola, Brock Lesnar) y eso es precisamente lo que va a hacer ella. Sin olvidarse del dinero. Parece que está aprendiendo muy rápido.

«Cuando me convierta en campeona… Pediré fines de semana y festivos libres. Y un aumento de mi salario, por supuesto«.

Históricamente, los rudos suelen tener reinados más atractivos que los consentidos. Por supuesto, hay excepciones. Pero algo nos dice que será muy interesante lo que pasará cuando Evans sea campeona. Ya presume actualmente de que es la mejor y todas las demás son unas desagradables. En este momento, dado que no tiene un título ni ha logrado grandes victorias, eso se le puede discutir. Pero, cuando esté reinando, ¿quién le va a decir que no? Y si alguien lo hace, no dudará en enseñarle los derechos de la mujer.

Pero antes de todo eso tendrá que conseguir un campeonato, lo cual hasta ahora no ha sido capaz de hacer. ¿Podrá lograrlo el próximo 14 de julio en Extreme Rules?

Advertisements

Tagged: