Uno de mis primeros artículos en SÚPER LUCHAS, allá por marzo de 2016, versaba sobre la complejidad del personaje de Bray Wyatt. Uno de los principales motivos de que este luchador no haya llegado todavía a vivir un éxito rotundo en WWE, pese a su popularidad. Lastrado por la propia oscuridad de muchos de sus recodos, ahora, con su faceta de "The Fiend", su manejo sigue arrojando dudas, y las complejas teorías sobre el significado de ciertos detalles de su particular universo están a la orden del día. Véase la más reciente, que títularé "Bray Wyatt y su reloj roto".

Al comienzo del último episodio de la Firefly Fun House, que WWE aireó ayer durante Raw, pudo verse un reloj detenido en la hora 3:16. Una clara referencia a la implicación de Stone Cold durante el show rojo, calificado por la bruja Abby como "extraño peligro", uniéndose todas las marionetas a su consideración. Así que para acallar a estas, Wyatt golpeó con un martillo el reloj, quedándose entonces en otra hora: 11:19.

Y aquí llega la intrincada hipótesis. Según algunos miembros de la comunidad luchística de internet, esa hora no sería casual, y apuntaría a la fecha de debut de The Undertaker en WWE. "The Phenom" lo hizo oficialmente el 22/11/1990 durante Survivor Series, como todos sabemos. Sin embargo, su verdadero estreno se produjo tres días antes en las grabaciones de WWF Superstars of Wrestling que se emitieron tras el PPV. Allí, figurando bajo el alias "Kane The Undertaker", y con Brother Love como mánager, derrotó a Mario Mancini. Véase, un 11/19 (11:19), siguiendo el formato estadounidense.

Wyatt y su reloj roto
WWE

The Undertaker vs. Bray Wyatt II


Lógicamente, la conclusión es que Wyatt se enfrentará de nuevo con el "Deadman", quizás de cara a Survivor Series, aunque la entrega de este año no tenga lugar un 19 de noviembre, sino el día 24. Por tanto, la referencia a Taker quizás deje entrever un posible cierre de círculo, que conduciría a un retiro del veterano.

El pasado mes de julio, un servidor especuló con las opciones de un duelo entre ambos en SummerSlam, en base a un reporte de Dave Meltzer. Y aunque finalmente Taker no compitió en "la Mayor Fiesta del Verano" y nada se sugirió, la popularidad de Wyatt y la apuesta que WWE está haciendo por él podría traducirse en un definitivo impulso que lo lleve a recibir la antorcha de manos de su "predecesor espiritual". Algo que debió suceder hace cuatro años en WrestleMania 31. Veremos en qué queda esta (un tanto rebuscada) teoría de Bray Wyatt y su reloj roto.

Advertisements
Hablamos de