En su combate en WrestleMania 35, el último que ha disputado hasta ahora en WWE, Ronda Rousey se rompió el nudillo del dedo meñique de la mano derecha. Tuvo que lidiar buena parte de la lucha con esa dolencia hasta que cayó ante Becky Lynch, sin que Charlotte Flair pudiera evitarlo. Desde entonces, la ahora mismo ex luchadora y también ex peleadora de UFC sigue desarrollando su carrera como actriz.

Afortunadamente, pudo recuperarse de dicha lesión en el magno evento de la empresa McMahon. Sin embargo, lamentablemente, durante una reciente filmación en México para la popular serie 911 se hizo daño de nuevo. En esta ocasión fue mucho más grave e incluso estuvo a punto de perder un dedo. Duele con solo ver la foto de publicó de su mano lastimada y también el video de cómo le quitaron las grapas.

► La salud de Ronda Rousey

La salud de Ronda Rousey

Para explicar un poco más las lesiones sufridas y cómo se encuentra ahora mismo, Rousey se sentó recientemente para una entrevista con el canal de YouTube FyzioGym and Revolution Physical Therapy.

«Me rompí la mano…diría que probablemente en el medio de mi combate estelar en WrestleMania. Estaba golpeando a esta chica y en un momento golpeé su codo con mi meñique y se rompió. No solo se rompió el nudillo sino que Dios sabe qué más después de que lo destrocé. Tuvieron que juntar todas las partes que pudieron con alfileres. Ahora estoy casi recuperada y me siento muy bien.

«(En la filmación de 911) Tenía una herida abierta y tuve que enfrentar un riesgo de infección realmente grande porque el hueso estaba expuesto. Tuve que mantenerme en observación durante toda la noche. En realidad, fue bastante agradable no tener que usar un yeso. Me pusieron un aparato ortopédico, que podía abrir para que le diera el aire, para limpiarlo y también rascarme. Odio los yesos «.

 

Advertisements
Anuncios
Hablamos de