Sexy Star se ha visto envuelta en una fuerte polémica después de que lastimara el brazo de Rosemary en Triplemanía XXV.

Aunque a primera vista esto suena como algo bastante delicado, la verdad es que las reacciones han sido sobredimensionadas, en especial por parte de los luchadores, pues lo sucedido es cosa común en una actividad como es la lucha profesional, y no necesariamente tiene que ver con conceptos modernos, como es el bullying.

La polémica es una muestra más de cómo ha cambiado la forma de ver la lucha libre en este nuevo siglo, pero también nos recuerda el lado negativo de las redes sociales.

En cuanto a lo primero, el “cueteo” o “shoot” ha sido parte de la lucha desde siempre, y se ha usado tanto para defenderse como para dejar en claro un punto. Lou Thesz por algo fue el Campeón Mundial de Peso Completo por tantos años, pues sus habilidades en la lucha evitaban que alguien lo pudiera cruzar (y que un promotor tuviera el control del campeonato por encima de la dirigencia de la NWA). A Thesz le pusieron somníferos en su bebida y le echaron polvos en los ojos para provocar que perdiera el título, pero en cuanto veía que algo se salía de control, podía terminar la lucha en segundos con una llave que inmovilizara y lastimara a su rival.

En México hay muchas historias de gladiadores nacionales que quisieron hacer ver mal a los extranjeros aplicándoles castigos para lesionar, pero muchas veces el tiro les salía por la culata. Por ejemplo, Peter Maivia casi mata al osado René “Copetes” Guajardo. Años después, King Haku hizo ver su furia a Bestia Salvaje. Más recientemente, Konnan prácticamente echó a Gronda de AAA tras una lucha en Puebla, mientras que Amapola intentó sin éxito cruzar a Dark Angel en su lucha de máscara contra cabellera.

Y no me refiero a que todo eso sea positivo o negativo, sino a que es una parte inherente de la lucha libre profesional.

Ahora bien, en cuanto al lado negativo de las redes sociales, lo cierto es que la mayoría de los que han criticado a Sexy Star no vieron la lucha. En especial los luchadores, que han admitido que sólo han visto el clip de la palanca.

Pero viendo la lucha completa, puede verse otra historia, que si bien no justifica a Sexy Star, sí hace que se entienda por qué pasó lo que pasó.

Básicamente, Lady Shani fue quien llegó con la consigna de cuetear a Sexy Star, debido a que quería “vengar” a Taya Valkyrie. Ésta renunció a AAA al ser desconocida como campeona, aparentemente para el que el título volviera a ser de la regiomontana.

Durante la lucha, tanto Shani como Ayako Hamada se portan poco profesionales con Sexy Star, sin «registrar» sus ataques y devolviéndoselos con mayor fuerza.

La polémica de Sexy Star: Los dos lados de la moneda 1

La polémica de Sexy Star: Los dos lados de la moneda 2

La polémica de Sexy Star: Los dos lados de la moneda 3

Llega un momento en el que la enmascarada decide hacer lo mismo y no mide sus ataques, aunque en medio de su furia, la perjudicada resultó ser la única que sólo estaba haciendo su trabajo, pues en este gif puede verse que Rosemary está sorprendida de lo que sucede.

La polémica de Sexy Star: Los dos lados de la moneda 4

Antes del final la lucha se había salido de control, e incluso los comentaristas notaron eso.

La polémica de Sexy Star: Los dos lados de la moneda 5

Sexy Star no debió haber reaccionado así, es verdad. Pero lo que hizo no fue porque sea una bully. Ese calificativo se puede aplicar a luchadores como los Traumas, quienes sí han lastimado de mala fe a varios de sus compañeros (en el caso de extranjeros, lo intentaron con Sami Callihan).

La polémica de Sexy Star: Los dos lados de la moneda 6

 

Sexy Star, quien compite en el programa Bailadísimo, de Multimedios, habló al respecto en la que ha sido su única declaración pública hasta el momento:

“La verdad es que estos días han sido muy, muy difíciles para mí. El sábado tuve una pelea de campeonato; fue muy dura. Creo que todo se salió de las manos. No sé, es una situación que ahorita estoy un poco confusa. Quiero guardar silencio y cuando sienta que es el momento, tocaré el tema.

“Pero sí hay algo que le dije a Adrián: Cuando peor me siento es cuando saco la garra, y creo que eso es lo que me ayudó el día de hoy. Gracias.

“He escuchado lo que de mí dicen hombres, mujeres. Quieren acabar conmigo, retirarme de este deporte. Aquí estoy, como lo dije en un principio, no me voy a detener. Estoy en representación de todas las mujeres que han sido maltratadas, física o psicológicamente, y creo que tengo que estar más fuerte que nunca, y si en aquel momento pasé por una depresión fuerte y salí, de ésta también voy a salir, señor Chavana. La verdad fue un tema muy complicado. Estoy  en blackout; no puedo ni siquiera pensar”.

— ¿Qué pasó ahí?

Estaba en una lucha de campeonato y estaba haciendo lo que tenía que hacer, lo que merece la gente, entregarme con garra hasta el final. Eso fue lo que pasó, que la rendí. Y parece ser que la chava está lesionada; no sé, a mí no me consta. Y pues es lo único que puedo decir.

— ¿No crees que pueda ser esto un ciberataque?

— Estoy siendo víctima de eso, y la verdad es que es algo muy delicado. No se imagina la gente el daño tan grande que pueden provocar, los pensamientos que pueden lograr que uno tenga. Que te sientas atrapada, impotente, sola, aún sabiendo que no lo estoy, pues tengo una hermosa familia, tengo una hija, y tengo a mis padres, gracias a Dios. Y están esta noche conmigo, ellos saben lo que estoy pasando y no me han soltado para nada, y lo agradezco de todo corazón.

Hablamos de