La nueva política de WWE: ¿impulsar a quienes levantan la voz?

Control creativo. Dos palabras que han provocado que muchos luchadores ya no tengan como meta final marchar a WWE. Porque el Imperio McMahon dejó de ser esa «tierra prometida», tras la llegada masiva de guionistas y creativos a principios de este siglo. Motivo, sin ir más lejos, de que Kenny Omega se decidiera a firmar con AEW. Pero Vince McMahon hizo una promesa que de momento cumple medianamente: dar a la gente lo que pide. Y en consecuencia, recompensar a los talentos que lo merezcan. Una presunta nueva política, según Dave Meltzer, en la que quienes levantan la voz obtienen un impulso. Aunque con matices, por supuesto.

Vince McMahon el pasado lunes en Monday Night Raw (17/12/2018) - Forbes
Vince McMahon – Forbes

Durante la última edición de la Wrestling Observer Radio, el editor reveló que las Superestrellas de WWE ya no están tan temerosas de mostrar su descontento. Y que existe la idea en vestidores de que «quien no llora, no mama». Claro que sin querer dar carta blanca a cualquiera que decida quejarse de su estatus. Sin embargo, la compañía quiere evitar que se transluzca una imagen de descontento por parte de sus talentos. Por tanto, en pos de ello, Vince y Cía habrían decidido ser un poco más transigentes.

Se diría pues que la empresa ya no enterrará a determinados luchadores. Pero lo cierto es que actualmente vemos algunos casos. ¿Pueden decirme pues los motivos del fracaso de Tye Dillinger? Un gladiador que poseía bastantes cualidades para destacar sobre el elenco principal, de ahí su ascenso en 2017. Pues bien, de la noche a la mañana, WWE consiguió diluir aquella (a veces cargante) fiebre del «Ten». Aquí sólo cabe pensar en que se enemistó con cierto miembro de la directiva. Negar que, como dentro de la mayoría de empresas, caer en gracia entre los dirigentes no supone un factor decisivo, sería realizar un análisis poco realista.

¿Quiere WWE boicotear a Tye Dillinger?

Y claro, para cuando irrumpió en escena AEW, el público ya había olvidado a Dillinger. Comprueben la poca repercusión que ha tenido su partida sobre la comunidad luchística de internet. Por otra parte, dar un paso al frente y reivindicar tu valía es un símbolo de personalidad, y quizás Dillinger nunca lo hizo, o lo hizo de malas maneras. Muchos siguen considerando, por ejemplo, que ese plus que le impide a Dolph Ziggler ejercer de estelarista tiene que ver con su falta de carácter.

Coyuntura que, a cambio, sí han aprovechado The Revival y Finn Bálor, pese a que tampoco podemos hablar de que gozan de gran protagonismo. Lo mejor en este sentido es que AEW parece haber llegado para quedarse.

LA LUCHA SIGUE...
Suscríbete para recibir un resumen diario de las últimas noticias.
icon

4 comentarios en «La nueva política de WWE: ¿impulsar a quienes levantan la voz?»

  1. ¿Pueden decirme pues los motivos del fracaso de Tye Dillinger?

    R/ Su escaso dominio de las historias manejadas en el combate, fuera del TEN, no tenía nada que ofrecer… su finisher te sabes el nombre? es decir solo su esposa es lo único que es de destacarle.

    No entiendo porque con esto de las redes y esas basuras se debería impulsar a quién no da la talla y quiere irse a la acera del frente a cargar una empresa con sus fastidiosas demandas…

  2. ¿Pueden decirme pues los motivos del fracaso de Tye Dillinger?

    R/ Su escaso dominio de las historias manejadas en el combate, fuera del TEN, no tenía nada que ofrecer… su finisher te sabes el nombre? es decir solo su esposa es lo único que es de destacarle.

    No entiendo porque con esto de las redes y esas basuras se debería impulsar a quién no da la talla y quiere irse a la acera del frente a cargar una empresa con sus fastidiosas demandas…

Los comentarios están cerrados.