Randy Orton no es de hacerse amigos fácilmente. Sin embargo, no duda en sumar aliados cuando le conviene. Y como la desventaja numérica nunca es buena en un deporte de contacto (o en ningún ámbito, a decir verdad), «La Víbora» se asoció con The Revival en las últimas semanas, haciendo de su batalla con los New Day en una igualdad de condiciones.

The Revival y Randy Orton se deshacen de The New Day.
The Revival y Randy Orton se deshacen de The New Day.

Y es que a pesar de que todo hace indicar que en Clash of Champions 2019 será un combate individual por el Campeonato WWE contra Kofi Kingston, siempre es bueno llegar bien mentalizado a un PPV, y para ello, salir triunfante en las semanas previas al evento—los «juegos mentales» y cosas por el estilo— es primordial. Cuestión, será interesante ver cuánto durará este stable… ¿será lo suficiente para sumar a un/a mánager?

La mánager que sugirió The Revival


De aquí hasta allí podría haber un tramo muy extenso, pero Dash Wilder de The Revival ya se va haciendo una idea. En horas recientes, la mitad de quienes fuesen los Campeones de Parejas Raw acudió a su cuenta de Twitter para hacer una sugerencia al respecto. Una bastante sorprendente, pues no se trata estrictamente de una Superestrella WWE. ¿Quién es?

«Alguien que le haga saber a la Reina Cath que ella debería ser nuestra Madusa (valet)».

La anunciadora de WWE, que hace unos días reveló que está soltera (quizá por allí venga la cosa), respondió así:

«*Googlea dónde encontrar trajes que le entren de tela de zebra*».

Y así replicó Wilder:

Ahora, una pequeño lección de historia para quienes no lo sepan: Madusa, como se hacía llamar Alundra Blayze en WCW, era la valet/representante del grupo The Dangerous Alliance en la extinta compañía allá por los 90. El equipo, conformado por Arn Anderson, Bobby Eaton, Larry Zbysko, Michael Hayes, Rick Rude y Steve Austin y la mente maestra, Paul E. Dangerously (Paul Heyman) —aunque tendría otras versiones en la AWA y ECW—, sería parte clave de la promoción por varios meses. La luchadora permanecería en WCW por otro año, saliéndose en 1993 para ir a la WWF. En 1995 se daría su infame regreso, en el que arrojó el Campeonato Femenil WWE a la basura en Nitro.

Hablamos de