liston
Octubre, mes de la lucha contra el cáncer de mama

Por Darkangelita.

Asesino silencioso, especializado en atacar mujeres, destructor de familias, aniquilador de sueños. Eso y más es como se podría catalogar al Cáncer de mama, una enfermedad que ha asolado a la población femenina del mundo, siendo una de las principales causas de fatalidad entre las mujeres. Tan solo la Organización Mundial de la Salud reporta al año 458,000 muertes por Cáncer de Mama. Es por eso que a nivel mundial promueve en todo el mes de octubre campañas de concientización y sensibilización sobre este tema.

La incidencia en los países latinoamericanos ha aumentado notablemente con el paso del tiempo, es por eso que tanto hombres como mujeres debemos apoyar la campaña del listón rosa.

Ya en otros años (y también en este) empresas luchísticas como la WWE o aquí en México IWL han apoyado de manera decidida las campañas del listón rosa. Esperamos que ahora se sumen más y que la conciencia sobre el problema llegue a todos.

¿Por qué es importante que tanto hombres como mujeres estemos informados sobre este mal?

Todos, por más autónomos que se sientan, tienen a una mujer en su vida: su mamá, su hermana, su tía, esposa, hija o alguna amiga que está propensa a contraer esta enfermedad. De hecho los hombres también son propensos a padecer este tipo de cáncer, tan solo en Estados Unidos, en 2009 fallecieron 400 varones por esta causa. Es solo sabiendo cómo se puede detectar el cómo se puede ayudar.

¿Quién padece la enfermedad?

Aunque hay factores de riesgo como el primer embarazo llevado a término, la menopausia y la obesidad, es un hecho que la enfermedad se puede presentar en cualquier mujer y si no se detecta a tiempo su efecto es mortal. Hay casos documentados donde también hombres padecen dicho cáncer y los factores de riesgo que pueden llevar a contraerlo no son tan diferentes a los femeninos.

¿Cuáles son los síntomas que presentan las personas que padecen esta enfermedad?

En sus etapas iniciales, el cáncer de mama es muy pequeño para que se pueda sentir y no causa signos ni síntomas. Sin embargo, a medida que crece se pueden presentar cambios en la apariencia o la sensibilidad de las mamas. Entre los síntomas se incluyen:

Aparición de un bulto en las mamas (senos) o debajo del brazo (axila).

Endurecimiento o hinchazón de una parte de las mamas.

Irritación o hundimientos en la piel de las mamas.

Enrojecimiento o descamación en el pezón o las mamas.

Hundimiento del pezón o dolor en esa zona.

Secreción del pezón, que no sea leche, incluso de sangre.

Cualquier cambio en el tamaño o la forma de las mamas.

Dolor en cualquier parte de las mamas.

¿Cómo puedo yo misma detectarme el cáncer a tiempo?

El cáncer de mama es más fácil de tratar cuanto más temprano se descubre. Es por esta razón que muchos expertos recomiendan que todas las mujeres mayores de 20 años se realicen mensualmente un autoexamen de mamas para buscar protuberancias nuevas u otros cambios. Sin embargo, el autoexamen tiene limitaciones y NO es un substituto de los exámenes realizados por el médico regularmente, ni de las mamografías.

La persona debe hablar con el médico acerca de los pros y los contras de realizar el autoexamen. Si la persona lleva a cabo exámenes mensuales, debe realizarlos de 3 a 5 días después del período menstrual, cuando las mamas están menos sensibles y con menos protuberancias.

¿Cómo se realiza el examen de auto exploración?

Primero, se acuesta boca arriba y se coloca la mano derecha por detrás de la cabeza. Con los tres dedos del medio de la mano izquierda, se presiona suave pero con firmeza haciendo movimientos pequeños para examinar toda la mama derecha. Luego, estando sentada o de pie, se examina la axila (que se suele pasarse por alto) ya que el tejido mamario se extiende hasta esta área. Se presionan suavemente los pezones, verificando si hay secreciones. Se repite el proceso en la mama izquierda.

Se palpa en búsqueda de cualquier protuberancia o endurecimiento que sobresalga o se sienta nuevo. Aunque para algunas mujeres es más fácil realizarse el examen en la ducha, cuando la piel está suave y mojada, es más probable examinar todo el tejido mamario estando acostada.

Después, debe pararse frente a un espejo con los brazos a los lados, mirar las mamas directamente y en el espejo para ver si hay cambios en la textura (piel que luce como cáscara de naranja, hoyuelos, arrugas, abolladuras), forma y contorno de la piel o el pezón hundido. Se hace lo mismo con los brazos elevados por encima de la cabeza.

La persona debe hablar de inmediato con el médico acerca de cualquier cambio que encuentre. Ayuda el hecho de saber que todas las mujeres tienen algunas protuberancias. Si la persona se realiza los exámenes mensualmente, es importante hacerlos  regularmente.

¿Qué es una mamografía?

Una mamografía es una radiografía de las mamas. Con las mamografías, los médicos pueden detectar signos de cáncer de mama en sus etapas iniciales.

¿Por qué me debo hacer una mamografía?

Las mamografías de rutina son las mejores pruebas de detección con que cuentan los médicos para identificar el cáncer de mama en sus etapas iniciales, a veces hasta tres años antes de que se pueda sentir con la palpación. Muchas mujeres a las que se les detecta el cáncer de mama en forma temprana pueden vivir por mucho tiempo y en forma saludable.

Muchas campañas en todo el mundo al respecto tratan de hacer conciencia en las mujeres sobre la importancia de la detección temprana de este mal. Los tratamientos para las que contraen este mal son de costos muy elevados, es por eso que entre más pronto se detecte más pronto y a menor costo se puede erradicar. Es muy importante la concientización de todos, y no solo eso, sino la aportación para las campañas de detección. Es también importante decirles a todas las mujeres que se ocupa de amor propio y de valor para enfrentar esta cruel enfermedad, por eso es sumamente importante que se quieran para que puedan hacerle frente a este mal que a todas nos duele y nos preocupa. Auto explórense, ayúdense a tiempo, busquen información, busquen ayuda médica. Ni una muerte más.

Hablamos de