La importante responsabilidad de Roman Reigns como «top guy»

Por | |

En su momento, no se veía necesario que WWE hiciera un paso al bando rudo oficial de Roman Reigns, pues al fin y al cabo, el samoano generaba reacciones como casi nadie dentro del panorama actual de la empresa. Pero hoy, ¿quién discutiría que la decisión de McMahonlandia de convertir al luchador en un rudo con todas las de la ley fue errónea?

Y es que el público «mainstream» estadounidense necesita que le señalen quién es el héroe y quién el villano de las historias, y desde que WWE señaló a Reigns como el gran rudo del producto, este luce bastante mejor que en cualquiera de sus etapas anteriores.

Aunque su manejo entre las doce cuerdas, con excesivas intervenciones durante los últimos meses, puede resultar discutible, la caracterización de su personaje y el aura que WWE ha conseguido otorgarle lo hacen un rudo «cool» al que los seguidores gustan de abuchear desde la propia fascinación, potenciado mediante el resto de miembros de The Bloodline (Paul Heyman incluido).

The Bloodline WWE
© WWE

 

► La retroalimentación en The Bloodline

Entre personaje y persona, Roman Reigns no se priva de vanagloriarse de su trabajo durante estos últimos dos años bajo entrevista con The Ringer.

Y a continuación recogemos nuevo extracto de la misma, donde expone que él ha conseguido elevar la figura de Sami Zayn, el particular miembro «honorario» de The Bloodline; si bien puntualiza que el ex Campeón NXT también mejora a la facción.

«Una de las principales responsabilidades al ser el tipo más importante es no bajar el nivel. Se trata de elevar a la gente y hacerla mejor. Mira a los personajes que me rodean. Mira lo fuerte que es mi personaje para poder ser el centro de atención entre tantos talentos increíbles».

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.

Suscríbete
Notificación de
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Nos gustaría escuchar tu opinión.x