Todavía conservaba Big Cass una reputación dentro del circuito independiente, pese a que su comportamiento fue el causante de que WWE lo pusiera de patitas en la calle el año pasado. Ya saben que la filosofía de muchas promociones incluso valora que un talento se haya ganado el rechazo del Imperio McMahon. Y de esta manera, finalmente le tocó a WrestlePro lidiar con una de esas malas tardes del ex-Campeón de Parejas NXT el pasado sábado. Suceso que contó con gran repercusión en los medios luchísticos, y sobre el que, tres días después, Cass emite comunicado de disculpa.

Las redes sociales de su inseparable amigo, Enzo Amore, fueron el medio de transmisión.

View this post on Instagram

A letter from my best friend @thecazxl 🙏🏼 …… I have been very honest with my past struggles, and it has been an ongoing battle. On Saturday night, I obviously let my demons get the better of me and I ruined an important night for a really great guy in an unfortunate series of events. I have worked incredibly hard to get where I am, and even harder to overcome my ongoing battle with depression. But I will work my absolute hardest to right the wrongs of Saturday night and apologize to Kevin Mathews, Pat Buck, Joey Janela, the entire WrestlePro locker room and all parties involved from the bottom of my heart. I’m getting help from family and friends as we speak and will be getting professional help in the near future and ask all to please respect my privacy in the meantime. When & if I reemerge as a public figure it will be in good faith and I hope to inspire those who struggle with the same mental health issues I do to seek the help they need. If Tyson Fury can do it….so can I. Remember…I ain’t dead yet. And neither are you. Peace and love, William Patrick Morrissey III —

A post shared by nZo 🖤 (FKA Enzo Amore) (@real1) on

«He sido muy honesto con mis problemas del pasado, y es una batalla que continúa. El sábado por la noche, obviamente dejé que mis demonios se apoderaran de mí y arruinaran una noche importante para un tipo de verdad genial en una desgraciada sucesión de hechos. He trabajado increíblemente duro para llegar a donde estoy, y aún más para superar mi batalla con la depresión. Pero trabajaré lo más duro posible para subsanar lo que ocurrió la noche del sábado y disculparme de corazón con Kevin Matthews, Pat Buck, Joey Janela, el vestidor de WrestlePro y todas las partes involucradas.

«Estoy recibiendo ayuda de mi familia y amigos en este momento y pasaré por ayuda profesional en un futuro cercano. Y pido respeto a todos por mi privacidad mientras tanto.

«Cuando vuelva, si es que vuelvo, a reaparecer como figura pública, será de buena fe y espero inspirar a aquellos que lidian con los mismos problemas mentales que yo a que busquen la ayuda que necesitan. Si Tyson Fury puede hacerlo… yo también.

«Recuerden… no estoy muerto todavía. Ni ustedes tampoco.

«Paz y amor,
William Patrick Morrissey III'»

Mathews, uno de los principales responsables de WrestlePro, publicó poco después el siguiente comentario.

«Yo y toda la familia de WrestlePro te apoyan y te desean toda la salud y felicidad del mundo, amigo mío. ¡No puedo esperar a ver al nuevo y mejorado Caz XL! colega pateatraseros»

Big Cass
WWE

Big Cass vuelve al primer cuadrante


Al menos, nuestro protagonista no tendrá que enfrentarse a un proceso legal, pues ninguno de los afectados denunció. Janela, a quien de primeras se dijo que Cass amenazó de muerte y luego varios reportes aseguraron que reinó la cordialidad entre ambos, no presentó cargos contra el grandullón. Igualmente, ya ven que WrestlePro parece apoyarle, aunque Mike Johnson de PWInsider diera por hecho que esta empresa descartaría volver a contar con sus servicios. Sin duda, una buena noticia, pues no a todos se les conceden tantas oportunidades en la industria.

Hablamos de