La autobiografía de Gigante Warrior ya está a la venta

Por | | , ,

El exluchador Jeff Bearden, mejor conocido como Giant Warrior, lanzó su libro de memorias, donde contará muchas de sus andanzas en la lucha libre. El libro, llamado The Man Behind the Makeup: The Professional Wrestling Life And times Of Jeff Bearden, puede encontrarse en formato físico y digital en Amazon.

Con 2.15 de estatura, el enorme luchador usó también los nombres de Butch Master, Colossus the Gladiator y Tiger Steele, trabajando al lado de las más grandes estrellas de su tiempo. Quizá para muchos no sea tan conocido, pero esto se debe a que, a pesar de ser estadounidense, realizó la mayor parte de su carrera en cuadriláteros internacionales, principalmente en Sudáfrica, pero también en México, Japón, Puerto Rico y Europa. 

► Giant Warrior en México

Brazo de Plata y Gigante Warrior
Brazo de Plata y Gigante Warrior después de ganar la 2a Copa Ovaciones. Derrotaron a Perro Aguayo e Indómito, a Baby Face y Silver King, y a Enrique Vera y The Killer (1 de mayo de 1991, El Toreo).

Bearden luchó en México en diferentes puntos de su carrera. En 1988 fue Butch Masters en el CMLL; regresó en 1991 como Gigante Warrior en El Toreo; en 1999 fue Tiger Steele en AAA, y regresó en el nuevo siglo también como Gigante Warrior, luchando en X-LAW, en LEGEND y en IWL, donde también fue Giant Clown, haciendo equipo con Doink the Clown y Beast the Clown enfrentando a Los Payasos Diabólicos y también a los Psycho Circus.

YouTube video

En sus giras por México, compartió el ring con luchadores como Canek, Mil Máscaras, Dos Caras, Blue Blazer, Villano III, Hijo del Santo, Perro Aguayo, Baby Face, El Fantasma, Enrique Vera, Fishman, Dr. Wagner Jr., Atsushi Onita, Kokina, Tarzan Goto, Búfalo Allen, Bull Pain, Gran Hamada, Jushin «Thunder» Liger, Ricky Santana, Miguel Pérez, Two Cold Scorpio y Bam Bam Bigelow.

En Puerto Rico tuvo una fuerte rivalidad con Abdullah the Butcher, además de enfrentar a Kamala, Scott Hall, Carlos Colón, Dick Murdoch, Demolition y Brian Lee. En Japón, con la All Japan Pro Wrestling, formó la dupla conocida como Land of Giants, al lado de Nitrón (otro gigante que hizo carrera en el CMLL), enfrentando a parejas como Steve Williams y Terry Gordy, Jumbo Tsuruta y Akira Taue, Mitsuharu Misawa y Toshiaki Kawada, e incluso tuvieron un megaduelo de gigantes contra André el Gigante y Giant Baba.

En su última gira en México, que fue en 2011 con IWL, formó la tercia American Nightmare, al lado de Mad Man Pondo y 2 Tuff Tony, teniendo como rivales a Los Porros, a Súper Crazy, Juventud Guerrera y Psycho Circus. 

► Giant Warrior habló con Súper Luchas

En la edición #311 de SÚPER LUCHAS (20 de abril de 2009), se publicó una amplia entrevista que le concedió a Ernesto Ocampo con con motivo de su reaparición en México en la función de LEGEND celebrada en la Arena Querétaro.

Gigante Warrior golpea a Mil Máscaras en su reaparición en El Cortijo (2009).

“La etapa de El Toreo fue maravillosa. Fue un tiempo tal, que tenías que formar parte de él para comprenderlo. Eran días que no pueden ser recreados. La atmosfera era absolutamente increíble cada vez que caminabas rumbo al ring. Los aficionados eran impresionantes, aún cuando me odiaban. Casi siempre el lugar estaba lleno cuando estaba ahí”.

— La primera vez que llegaste a México, ¿qué pensaste de El Toreo, que para entonces era una destartalada plaza de toros?

“La edificación era enorme, y lo primero que vi fue la gigantesca fila de aficionados en las taquillas. Para cuando luché ahí, era la más grande arena de lucha que había pisado. En eso me fijé”.

— Tu manera de luchar es más estilo Puerto Rico (golpes y patadas) que estadounidense (movimientos de poder). ¿Qué nos dices de eso?

“Creo que tiendo más a manejar el estilo puertorriqueño porque Puerto Rico es el país donde inició el Giant Warrior, y es un estilo que me sienta bien. En ese país tuve guerras sangrientas con Abdullah the Butcher, y tuve que aprender ese estilo de golpeo a fin de sobrevivir. Mis movimientos de poder los utilizo cuando los necesito, pero creo que es más fácil para mí el disminuir a mi rival con golpes hasta el punto en que sólo necesite uno o dos castigos de poder para ganar la lucha”.

— ¿Tuviste problemas para adaptarte al estilo mexicano a principios de los noventa?

“Cuando llegué, me di cuenta, era un estilo muy diferente a cualquiera que hubiera visto antes. Yo solía usar más los golpes o la lucha en la lona; no había visto un estilo aéreo como este. Todos los giros, saltos y vuelos, me confundían al principio, pero aprendí rápidamente que si un luchador no puede ponerse de pie, no puede volar. Así fue como mi estilo se volvió más efectivo”.

— Venciste a Canek en una lucha por el título UWA, pero el réferi revirtió la decisión porque te ayudó Blue Blazer (Owen Hart). ¿Te sientes como un campeón sin corona?

“Blue Blazer nunca me ayudó. Él me apoyó como cualquier sécond lo haría, pero se emocionó mucho y saltó desde la esquina mientras castigaba a Canek. Cualquier idiota vería eso, excepto ese anciano réferi Fresero. ¡Él ni siquiera vio nada! Le puse las espaldas planas a Canek en el centro del ring… Uno, dos, tres. ¡Yo era el campeón! El réferi levantó mi mano… Pero después, el tonto se asustó porque la gente estaba gritando porque había vencido a su amado Canek, y empezaron a arrojar cosas, así que revirtió su decisión. Yo no sé si fue miedo, si Canek le pagó, o algo parecido. Todo lo que sé es que me fui sin MI cinturón. Cuando Blazer y yo estábamos tratando de ir a vestidores, fui acuchillado por un aficionado. Tuvieron que darme varias puntadas para cerrar la herida en mi estómago. Hasta el día de hoy, cada vez que veo la cicatriz, recuerdo que fui robado en México; que mi título fue robado por Canek”. 


— ¿Cuándo fue la última vez que luchaste para Carlos Máynez?

“Creo que la última vez que trabajé para el señor Máynez fue a finales de 1992 o principios de 1993. Pienso que una de las razones que llevaron al declive de la era de El Toreo fue que la lucha comenzó a ser transmitida por televisión. Cuando la gente podía quedarse en casa para ver a las estrellas por las que antes tenía que salir y pagar por ver, comenzó a declinar la taquilla”.

— Después del boom de la lucha de principios de los noventas, la crisis económica del 95 hizo casi imposible traer luchadores extranjeros a México. ¿En qué países luchaste entonces?

“México y Puerto Rico fueron sólo el principio de una exitosa carrera en la escena internacional. Luché en África, Asia, Sudamérica, el Medio Oriente y Europa. He trabajado en más de treinta países. Tuve mucho éxito en Sudáfrica, donde fui Campeón Mundial en dos ocasiones; la primera vez, mi reinado duró dos años, y la segunda fue por más de un año. Me mudé a Sudáfrica y viví allí por cinco años. Fue un lugar hermoso y maravilloso para vivir. Dejé de luchar como Giant Warrior y comencé a usar el nombre de Tiger Steele antes de dejar Sudáfrica. Fui el primer luchador en tener un valet en Sudáfrica, y después encontré el éxito en Europa y Medio Oriente”.

— Regresaste a México, con AAA, como Tiger Steele. ¿Qué recuerdas de esa breve etapa?

“El estilo había cambiado desde la última vez que había estado en México. Vi menos lucha técnica, y todos andaban luchando como un montón de pelotas de goma. Tuve algunas luchas memorables con Cibernético. Quién sabe, tal vez él vuelva a asomarse ante mí y yo lo vuelva a noquear”.

— Casi todos los extranjeros que vinieron a El Toreo han fallecido. ¿Te consideras un sobreviviente?

“Es triste pensar en el número de amigos que he perdido en la lucha libre en general, pero viendo a quienes estábamos en ese grupo y quiénes han fallecido… Es realmente aterrador. Hubo compañeros con los que vine ocasionalmente, pero de los principales, creo que sólo quedamos un par. Yo estuve con Kokina (Yokozuna) en Inglaterra cuando él murió. Lo encontré en su cuarto al ir a buscarlo para irnos a una función. Él fue mi mejor amigo y uno de los hombres más grandiosos que haya conocido. Luchar en México siempre me trae grandes recuerdos de cuando él y yo trabajamos juntos. Además de él, Owen Hart, Chris Benoit, Buffalo Allen, Bam Bam Bigelow, Tigre Canadiense… Todos se han ido. Es triste pensar en ello”.

— ¿Intentaste luchar en WWE?

“Luché en un par de funciones para WWE cuando estuve en Sudáfrica. Nunca me gustó cómo se manejan las cosas en esa empresa; prefería lo que se hacía en la escena internacional, pues me gusta conocer nuevos lugares y diferentes culturas. La lucha me permite hacer eso”.

— ¿Recuerdas aquella “batalla de los gigantes” en All Japan? André el Gigante y Gigante Baba contra Gigante Warrior y Nitron.

“Esa fue una verdadera batalla de gigantes. André y yo sobrepasábamos los 7 pies (2.15 mts.), mientras que Nitron y Baba medían como 6’10” (2.08 mts.). Eso fue durante un torneo de parejas para All Japan Pro Wrestling en 1990, y fue la primera vez que compartí el ring con André. La gente siempre me dice que mis manos son grandes, pero al lado de las suyas, parecían de niño. André y Baba han fallecido, mientras que Nitron (Tyler Mane) está haciendo películas en Hollywood. Soy el único de los que estuvo en esa lucha que aún sigue en este negocio”.

YouTube video

— ¿Cómo te has sentido en tu regreso a México?

“Me siento muy bien, y de hecho me sentí mejor después de la función de El Cortijo. Tuve un par de lesiones en pasados años y casi morí por ruptura del apéndice y envenenamiento de sangre el verano pasado. Eso ahora queda olvidado, ¡porque el Giant Warrior está de vuelta! Esta es la primera vez que lucho con este nombre desde 1996, y me siento bien. Todos y cada uno de los luchadores mexicanos deben tomar nota de ello, porque volví y para quedarme. Una vez que ponga a Canek en retiro permanente, quién sabe quién sea mi próximo objetivo. Aunque Dr. Wagner ha sido mi pareja, él es el campeón, y ser campeón significa que tienes un blanco en tu espalda. Quizá decida llevarme ese cinturón a casa como debió haber pasado hace muchos años”. 

— Después de la función de El Cortijo, Canek dijo que quería luchar contigo en una lucha de máscara contra cabellera. ¿Qué piensas de ello?

“Eso me sentaría bien. Yo creo que quizá se está volviendo senil al sugerir tal idea. Gustosamente, tomaría su máscara y le mostraría a los aficionados mexicanos lo feo que es Canek como para haberse enmascarado por tanto tiempo. Supongo que siente gran orgullo por su máscara. Yo disfrutaría tomar su orgullo, y con él, su carrera”.

¿Qué le dirías a Canek? Él cree que ya no volverás a México

“Canek reza cada noche para que su peor pesadilla no regrese, y quiero decirle que he tenido mucho tiempo para pensar en el robo que me hizo. Diariamente lo recuerdo al ver la cicatriz en mi estómago. Tengo la oportunidad de corregirlo ahora que he vuelto a México, y primero te voy a quitar la máscara y después te voy a retirar. Me rogarás porque deje de golpearte, pero no me detendré hasta ponerte en una silla de ruedas que te mantenga sentado en tu casa, recordando lo que solías ser. Una vez que haya hecho eso, pues podría recordar que tienes un hijo que cree ser luchador… Quizá termine su carrera antes de que lo imagine”.

Revista Súper Luchas #309
Súper Luchas #309.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.

Suscríbete
Notificación de
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Nos gustaría escuchar tu opinión.x