Hubo que esperar hasta el último minuto del último show semanal del elenco principal antes de SummerSlam para que se desvelara el gran misterio reciente en WWE: ¿quién ha intentado acabar con Roman Reigns? Y luego de apuntarse el nombre de Samoa Joe, Buddy Murphy e incluso Rikishi (consideración un tanto absurda a mi juicio), finalmente no hubo sorpresas, y Rowan se destapó como responsable, aunque con Daniel Bryan de autor intelectual, suponemos. Una revelación que provocó que «The Big Dog» lanzara la siguiente advertencia al ex-Wyatt.

«Parece que tuve que sacarle a golpes una confesión a Buddy Murphy, y no tendré problemas de sacarte a golpes una explicación y una disculpa, Rowan».

Como si SummerSlam se celebrara el 18 de agosto


Una extraña estrategia de parte de WWE si de verdad el plan definitivo pasa por un Reigns vs. Bryan. Porque pudo aprovecharse la presencia de ambas Superestrellas para al menos trazar un careo entre ambos con la debida explicación de «The American Dragon». De hecho, parece enteramente que los creativos han calculado mal la fecha de SummerSlam, creyendo que aún tienen otra semana para desarrollar la historia.

Pero no, el domingo se celebrará dicho PPV, y esta rivalidad Reigns-Bryan es la única que cojea. Seguramente haya previsión de que continúe más allá, ya que se anuncian nuevos choques entre los protagonistas de cara a septiembre. Aunque no justifica esta despedida a medias a cuatro días de la gran cita estival.

Reigns Rowan
WWE

La única explicación que se me ocurre es que efectivamente estemos ante un error creativo de cálculo, dentro del caos que se vive tras bambalinas de Raw y SmackDown Live después de la llegada de Paul Heyman y Eric Bischoff. O tal vez, considerando igualmente la desidia de Vince McMahon, y en vistas a una presumible buena venta de boletos para SummerSlam, sí suponga una decisión planificada.

Advertisements

Hablamos de