Aunque Vince McMahon es un hombre bastante voluble, se hace bastante evidente que no debió gustarle demasiado la decisión de Roman Reigns de marcharse a última hora de las grabaciones de WrestleMania 36 ante los riesgos por el coronavirus, provocando una completa reescritura de la escena del Campeonato Universal. Un contratiempo que pudo considerarse puntual, pero que parece va para largo, pues "The Big Dog" sigue alejado del ring sin una fecha estimada de regreso.

Dave Meltzer reportó que si bien en WWE no le han hecho la cruz al samoano, pues el estatus tras bambalinas aquí resulta decisivo (pregunten a Lio Rush, o ahora a Sami Zayn), tampoco existe un respaldo firme a su lógica postura ante la pandemia; a la que según Triple H, todos pueden acogerse.

Doble cara del Imperio McMahon sobre la que habló Konnan en el más reciente episodio de su podcast 'Keepin It 100', al responder a la pregunta de un oyente

Roman Reigns
Instagram: @romanreigns

► Alguien habla de Roman Reigns con Konnan en WWE


«Sé de buena tinta, porque me lo ha contado gente que trabaja allí, que están molestos por el hecho de que Roman Reigns se perdiera WrestleMania, lo que me parece ridículo.

«A fin de cuentas, quisieron meterlo a la fuerza en la gente. Y la gente no se puso de su lado hasta que tuvo leucemia. Ahora que es popular y es técnico y la gente ha dejado de abuchearlo, quieren enterrarlo, cuando no tienen a muchos tipos que generen reacciones. Por eso este producto es tan difícil de ver...»

Rescato de estas declaraciones de Konnan la primera parte de las mismas, ya que la segunda luce demasiado hiperbólica: WWE no pretende "enterrar" a su principal estelarista y cara de la empresa. Al menos, no por ahora, ya que nadie contempla una ausencia definitiva de Reigns. EEUU lleva tres semanas sin aplanar su curva de contagios, pero la buena noticia es que una vacuna podría llegar a finales de año.

Mientras, SmackDown anda necesitada de técnicos, y Vince McMahon cuenta con Braun Strowman y Otis de principales nombres. Dos Superestrellas que veremos qué reacciones generan entre el respetable cuando las arenas vuelvan a poder ocuparse, pues valorar su impacto en los ratings ahora mismo resultaría injusto, debido a la inusual coyuntura de pandemia global. 

Roman Reigns
WWE
Hablamos de