Kevin Von Erich: «No quería ir a la WWE»

Kevin Von Erich habla sobre si alguna vez le ofrecieron o no unirse a la WWE y si tenía el deseo de hacerlo. No en la actualidad con motivo de la promoción de la película sobre su familia ‘The Iron Claw’ sino antaño cuando era un famoso luchador de la NWA, entre otras compañías como NJPW o AJPW.

Kevin Von Erich 1984 revista Wrestling All-Stars
Kevin Von Erich en 1984 para la revista Wrestling All-Stars

► Kevin Von Erich no quería ir a la WWE

«En realidad, puedo decir la verdad sobre esto ahora. Tenemos valores diferentes, Kerry y yo éramos diferentes en ese sentido. Él pasaba cuatro horas al día, todos los días, en el gimnasio. Yo, como mucho, hacía hora y media. Luego hacía mucho trabajo de pista y natación. Nunca entendí… para mí, levantaba pesas porque quería ser un mejor luchador para poder hacer lo que quería hacer. Esa era mi motivación para el entrenamiento. Kerry quería lo del culturismo. Quería verse genial. Esa mentalidad no es para mí. Piénsalo, cuando tuvo ese accidente y perdió el pie, todavía tenía el talón, pero no el final del pie. Para Kerry, él era un inválido y un monstruo. Estaba completamente destrozado por dentro por lo que había pasado. Las drogas que tomó. Kerry era como una Harley Davidson a toda velocidad por la carretera. Le encantaba divertirse. No lastimaba a nadie más, pero sí a sí mismo. Se sentía tan mal y deprimido, la razón por la que Kerry se quitó la vida fue por eso. Se sentía sin esperanza y como si hubiera decepcionado a todos nosotros, a todos sus hermanos«.

Kevin Lance y Kerry Von Erich en la portada de la revista The Wrestler

«Decidimos crear un evento de lucha que fuera como el fútbol americano profesional. Colisiones en cámara lenta, y conciertos de rock con láseres y efectos de sonido. Queríamos hacer un hermoso espectáculo de lucha como ese, que tuviera todo lo nuestro. Éramos niños cuando nuestro padre lo hizo y es todo lo que sabemos. Queríamos mejorarlo. Pensamos que no tendríamos combates de 30 minutos a una hora, sino combates de 15 a 20 minutos llenos de acción. Kerry pensaba que tomaría esa fórmula, iría a Nueva York y conquistaría la ciudad, y luego me llamaría. ‘Kerry, no quiero ir a Nueva York. Soy padre y tengo hijos y quiero estar en casa tanto como pueda. Si puedo ganar el mismo dinero que en Nueva York en Texas, donde también puedo hacer bienes raíces, entonces soy un hombre feliz’. Realmente nunca quise ir a Nueva Yor. No fue culpa de Vince, no fue culpa de nadie. Me lo preguntaron, simplemente no quise. De todos modos, ya había luchado contra todos esos tipos y para ese momento, estaba al final de mi carrera. No planeaba envejecer en el ring. Cuando los hombres envejecen en el ring, es algo triste, y yo no quería terminar así».

Superluchas - Kevin Von Erich luchó en bikini naranja.

LA LUCHA SIGUE...
Suscríbete para recibir un resumen diario de las últimas noticias.
icon