Una buena parte de su «pipebomb» el pasado martes se basó en que Shane McMahon se llama a sí mismo «el mejor del mundo». Kevin Owens opina que es un insulto a todo el vestidor que se considere como tal. Pero lo cierto es que el directivo manda que lo llamen así cada vez que es anunciado o cuando gana un combate. Y no puede decirse que no tenga un poco de razón dado que el año pasado ganó la Copa Mundial WWE en Arabia Saudita. La cosa cambiará si este 2019 ese torneo vuelve a celebrarse y no revalida su título.

Mientras tanto, como contrapartida, KO tiene su propio apodo para él mismo. Lo ha puesto en su nombre en Twitter después de decírselo a Josh Reddick, jugador de las Grandes Ligas de Béisbol. Esta fue su publicación diciendo a los fans cómo pueden llamarlo:

«Nunca se me ocurriría llamarme a mí mismo ‘el mejor del mundo’. De hecho, pueden llamarme oficialmente ‘el peor del mundo’ porque soy drásticamente diferente a cualquiera que se haya llamado a sí mismo ‘el mejor del mundo’. Especialmente a Shane, y estoy muy orgulloso de ello».

— Me refería únicamente al Stunner en tu foto de perfil… ¡estoy de tu parte, Kevin!

— Lo sé. ¡Estaba utilizando tu tuit para impulsar mi nuevo apodo!

La cosa va a continuar entre Owens y McMahon, veremos hasta qué punto. Porque el domingo se celebra Extreme Rules, un PPV en el que el directivo tiene un combate de duplas. ¿Podría interferir el canadiense? Es una posibilidad teniendo en cuenta lo que está pasando entre ambos. Y sería una forma de que la historia se fuera hacia ese lado.

Se rumora que KO va a ser el responsable de que Shane salga de la televisión próximamente, de acuerdo a Wrestlingnews.co.

Advertisements