Kevin Nash comparte escalofriantes detalles de los últimos momentos de Scott Hall

Por | |

Tan solo unos días atrás recordábamos el fallecimiento de Scott Hall el 14 de marzo para hacernos eco de las declaraciones de su hijo, Cody Hall, acerca de cómo sintió su adiós. Hoy lo hacemos nuevamente para conocer cómo fueron los últimos momentos del WWE Hall of Famer. Kevin Nash lo cuenta en Kliq This.

► Kevin Nash y los últimos momentos de Scott Hall

“La gente probablemente no sepa el desglose en cuanto a lo que sucedió en lo relativo a la muerte de Scott y la línea de tiempo. Scott estaba encerrado. Estaba en un pequeño dúplex. Fue en Smyrna, Georgia. Scott compraba Grubhub y tenía un restaurante chino que le traería vodka. Estaba tomando Kool-Aid. Puso la jarra de plástico en el refrigerador. El hielo entró, pero un par de trozos de hielo, como siempre, rebotaron y cayeron al suelo. Se acercó y los levantó. Estoy seguro de que fue Crystal Light porque siempre comía bastante limpio. Iba a buscar algo y uno de esos trozos de hielo le hizo resbalar y caer y se rompió la otra maldita cadera.

Está en medio de su cocina y tiene mucho dolor y no puede moverse. Intentó moverse varias veces. No puede moverse y finalmente, se desmaya. Se despierta y ahora es de noche. Puede ver dónde está su teléfono junto a su sillón reclinable. Está entre eso y el Kool-Aid. Termina desmayándose, se despierta y, en este punto, dice: ‘Tengo tanta sed’. Tiene un desfibrilador y un marcapasos en el corazón. Es como: ‘Voy a croar si no tomo algunos líquidos’. Así que simplemente se giró y lo alcanzó y bebió sorbo a sorbo. Lentamente, alcanzó lo suficiente como para poder arrastrarse y llamó al 911…

Scott Hall y Kevin Nash como campeones de duplas en WCW – WWE

“Vinieron y lo llevaron al hospital. Así que fue al hospital de Kennestone, que es como un hospital de dos de cinco estrellas. Scott no tenía seguro. Necesitaba que le arreglaran la cadera. Tenía algunos otros problemas y algunas otras cuestiones. Hicieron algunas tomografías computarizadas. Cuando llegara el momento de sacar a Scott del hospital, se quedaría con Dallas (Page) y se recuperaría allí. Recibí una llamada el domingo diciendo que Scott tuvo tres ataques al corazón y no se veía bien.

“Traté de conseguir un vuelo a Atlanta pero no pude, así que regresé a Daytona Beach y luego no pude conseguir un vuelo desde Daytona Beach. En ese momento, dijeron que lo iban a desconectar y el médico dijo que sería tal vez 10 minutos los que Scott estaría vivo. Entonces, antes de desconectarlo, todos los muchachos de Kliq se pusieron en altavoz y todos hablamos con él. Todos lloramos, fue básicamente todo lo que hicimos. Siete horas más tarde, Scott todavía estaba vivo (pero luego murió)”.

Descansa en paz, Scott Hall.

Kevin Nash

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.