AEW ha decidido anunciar con bastante antelación las principales luchas de sus eventos. Y esto, puede tener tanto de positivo como de negativo. Por una parte, propicia una mayor construcción de las rivalidades (y mayor plazo de venta de boletos). Pero por otra, resta cierta emoción en determinados casos. Veáse, el Kenny Omega vs. CIMA de Fight for the Fallen, cuando ya se supo que el primero enfrentaría a Jon Moxley en All Out: lógicamente, Omega, para no perder impulso, venció al japonés. Sin embargo, los Élite no repitieron previsibilidad con el resultado del Omega vs. PAC del pasado sábado. Aunque aún mayor sorpresa ha sido ver ebrio a «The Best Bout Machine» después de su derrota ante «The Bastard».

De esta guisa apareció el vicepresidente ejecutivo de AEW en el último episodio de ‘Being The Elite’.

Básicamente, Omega asegura no estar afectado por sucumbir ante PAC en All Out, y habla de que el amor que siente por sus seguidores es lo que le hace seguir adelante. Para eso sí, finalmente lanzarle un mensaje a Moxley: «Mira lo que has hecho de mí, Jon». A continuación, los Young Bucks comentan que no es la primera vez que Omega protagoniza vídeos de tal índole, y Nick Jackson dice estar cansado de protegerlo.

Su potencial redención, en Full Gear


Interesante la estadística de victorias y derrotas que cosecha Omega, pues por ahora ha perdido los dos combates más importantes de su breve trayectoria en AEW: contra Chris Jericho en Double or Nothing y contra PAC en All Out. Esto revelaría que, al menos de momento, su papel se centra más en aportar todos los conocimientos posibles tras bambalinas que en situarse como principal monarca; algo que muchos preveían desde que se supo de su llegada oficial a los dominios de Tony Khan. Porque, según reveló el presidente, su empresa adoptará un sistema similar al del fútbol americano universitario que servirá para decidir quién merece una oportunidad titular. De ahí el Jericho vs. Cody Rhodes por el Campeonato Mundial AEW confirmado para Full Gear.

Y veremos qué sucede precisamente en este PPV con Omega, donde, si un nuevo contratiempo no lo impide, enfrentará al fin a Moxley. Aunque antes, tendrá un compromiso igual de importante. El 2 de octubre, durante el estreno de AEW en TNT, se unirá a los Young Bucks para ir contra Y2J y dos «misteriosos acompañantes», que, según los indicios, apuntarían a ser Santana y Ortiz.

Advertisements
Hablamos de