Kenny Omega comenzó su carrera en el circuito independiente canadiense y estadounidense en el año 2002. Poco a poco fue subiendo escalones y en 2008 firmó con ROH. No pasaría mucho tiempo hasta que tuviera su primera experiencia en Japón el 4 de agosto de 2008 con la empresa DDT.

Desde entonces, Omega dedicó la mayor parte de su vida al país de sol naciente, donde sigue compitiendo en el presente. De hecho, el pasado día 3 de noviembre participó en el evento DDT Ultimate Party 2019, en el que hizo pareja con su compañera Riho, actual Campeona AEW. Sin embargo, a pesar de todo esto, el luchador canadiense tuvo problemas recientemente para entrar en Japón. Dave Meltzer lo explica perfectamente en el reciente boletín Wrestling Observer.

► Kenny Omega casi es vetado de Japón

Kenny Omega casi es vetado de Japón
Kenny Omega casi es vetado de Japón

«Cuando Kenny Omega fue a Japón para el evento de DDT, fue detenido al ingresar en el aeropuerto. Es la tercera vez que le sucede desde que dejó New Japan. Al parecer, hubo un intento para que se le prohibiera ingresar a Japón durante diez años.

«Omega pudo entrar y trabajó en el evento. Pero está muy molesto con New Japan. Nick Jackson publicó un tuit críptico acerca de New Japan».

— ¿Qué hay sobre una potencial alianza entre AEW y New Japan?

No va a suceder.

— Vaya mentalidad mezquina la de AEW al no querer tener una relación profesional con New Japan. Es algo vincemcmahonesco en cuanto a absolutismo y estupidez.

— ¡Ja! Si tan sólo supieras la verdad.

Volviendo a Meltzer:

«Lo cierto es que la relación está en muy malos términos en estos momentos, a pesar de que Jericho irá al Tokyo Dome, dado que el suyo es un contrato aparte. Nada se ha dicho sobre Jon Moxley en el Tokyo Dome, pero aún faltan dos meses para ello».

La estrella de All Elite Wrestling de momento no se ha pronunciado, pero sí publicó esto:

«Un día voy a contar muchas historias increíbles sobre mi 2019 que mucha gente no va a querer creer. Pero la verdad es que, de hecho, todo fue peor de lo que está siendo rumorado y/o reportado. Hasta entonces, queda un día para Full Gear».

No es la primera vez que una empresa de lucha intenta hacer que un extranjero que trabajó para ellos no pueda trabajar para la competencia. El caso más famoso es Konnan, pues Paco Alonso logró deportarlo de México a principios de los noventas.

 

Hablamos de