Anuncio

Keith Lee vs. Dominik Dijakovic, la otra cruzada de WWE contra las "indies"

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

NXT volvió a hacerlo, y esta vez sin robarse ningún fin de semana encabezado por un PPV del elenco principal de WWE. Este pasado domingo, la marca dorada fue absoluta protagonista, presentando un sobresaliente especial desde Portland cuyo mejor punto del cartel acabó siendo el primer combate. Keith Lee y Dominik Dijakovic pusieron el listón tan alto para el resto de la noche, que lo cierto es que todo lo que vino a continuación de estos dos gladiadores lució cual cuesta abajo.

https://superluchas.com/resultados-nxt-takeover-portland/

Aunque muchos se preguntaron si superaría a su precedente, acaecido durante la tercera jornada del torneo Battle of Los Angeles de 2017. Un tremendo choque, apenas 48 horas antes de que Dijakovic comenzara a trabajar para WWE a tiempo completo, que recibió por entonces las célebres cinco estrellas de Dave Meltzer. Recojo un extracto de la valoración del periodista, donde divagaba sobre si ambos gladiadores podrían igualar en un ring de WWE lo visto sobre el ring de Pro Wrestling Guerrilla.

Incluso si Lee acaba en WWE y tienen una rivalidad, no hay manera de que WWE les deje hacer este tipo de combate, a menos quizás que fuese dentro de un TakeOver, e incluso así, dudo de que hubiera tantos remates y finales falsos.

Keith Lee

► Tabula rasa con Keith Lee y Dominik Dijakovic


Y cabe decir que, bajo opinión personal, WWE colocó el listón aún más alto, sin necesidad de un exceso de finales falsos (algo de lo que creo sí pecó el Adam Cole vs. Tommaso Ciampa) y con un "spot" innovador para el recuerdo.

Claro que cabe hacer un importante inciso. Las grandes expectativas depositadas en este mano a mano, evidenciadas en la reacción del respetable a cada movimiento ejecutado, se basaban en el historial previo de luchas entre Lee y Dijakovic, especialmente la mencionada del BOLA 2017 (también se batieron el cobre en EVOLVE o AAW Pro).

Sin embargo, McMahonlandia quiso ignorar ese pasado, como puede comprobarse en la previa publicada por WWE.com. Algo ya habitual dentro del manual de estilo de la empresa.

Keith Lee
WWE

Podría argumentarse que debido a la química existente, era lógico que WWE quisiera enfrentar a Lee y Dijakovic en vistas a ofrecer un choque de altura.

Pero al mismo tiempo, luce ingenuo pensar en que el Imperio McMahon no aprovecha cada ocasión que se le presenta para imponer su proselitismo y corporativizar por todos los medios a sus adquisiciones de la escena independiente.

Otra forma de matar a la escena independiente, o tal vez diría que su proceso final. Si hoy uno teclea en Google "Keith Lee vs. Dominik Dijakovic", apenas hallará ya resultados acerca de aquel combate de PWG. Véase, un enterramiento de las "indies" versión 2.0. WWE tiene lo que buscaba: el mejor combate posible bajo sus dominios entre dos talentos cuyas trayectorias previas intentan difuminar a cada día que pasa.

Ocurrió también con el WALTER vs. Tyler Bate de NXT UK TakeOver: Cardiff, y seguirá sucediendo periódicamente. WWE quiere volver a tener el monopolio de la lucha libre mundial a todos los niveles, desde lo "underground" a lo "mainstream".

Pero afortunadamente, y de manera a priori un tanto paradójica, estamos ante el mejor momento que recuerdo para quienes disfrutamos de productos alejados de grandes focos. Porque si bien, como suele decirse, Dios aprieta pero no ahoga, Vince McMahon sabe que sin estos territorios no hay futuro, de ahí que todavía permita a varios de sus gladiadores competir en otros rings, como sucede con la mayoría del elenco de NXT UK. De momento, la resistencia vive.

Anuncio