Luego de cinco años, Jun Akiyama deja la presidencia de AJPW. Tras esta decisión el consejo de administración ha nombrado a Tsuyoki Fukuda como nuevo presidente.

Akiyama sostuvo hace un par de días una reunión con la junta directiva, donde manifestó su deseo de renunciar al cargo que ostentaba desde el 1 de julio de 2014, época en la que la empresa atravesaba por serios problemas tras la desastrosa función de Nobuo Shiraishi y aun año del cisma que ocasionó la partida de Keiji Mutoh con un grupo de luchadores para formar Wrestle-1.

En ese entonces contó con el apoyo incondicional de la mayoría de la plantilla de luchadores, del veterano réferi Kyohei Wada y de Motoko Baba, la viuda de Giant Baba, quien aún era parte de consejo de administración.

El cambio de funciones se dará el 10 de octubre, en el curso de la función que AJPW ofrecerá en el Tokyo Korakuen Hall. Akiyama señaló que le gustaría centrarse de nueva cuenta a seguir luchando.

Sin embargo, no quedará desligado del área administrativa, ya que pasará a ser Gerente General, cargo que no existía en la corporación, por lo que será el primero en la historia de la empresa.

Bajo su supervisión, Akiyama se enfocó a promover a las nuevas estrellas de la compañía, como Kento Miyahara, Jake Lee y Nomura Naoya. Esto dio estabilidad a AJPW, pero no el crecimiento esperado, por lo que es el momento para un cambio, dado que la brecha con NJPW cada vez es más grande y Pro Wrestling NOAH, su otro rival, está haciendo grandes modificaciones este año en un intento por reactivar su negocio, también estancado.

Por su parte, Tsuyoki Fukuda, de 53 años, es dueño de un consorcio importante (no se especifica cual) y será el encargado de comandar el destino de AJPW a partir de octubre.

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements