Jon Moxley da detalles de su reciente conmoción cerebral

Durante su lucha con Rey Fénix en AEW Dynamite Grand Slam, Jon Moxley sufrió una conmoció cerebral que, además del grave problema de salud, le hizo perder el Campeonato Internacional, que posteriormente el luchador mexicano, debido a problemas de visado, perdió ante Orange Cassidy, que vuelve a ser el objetivo de MOX; aunque la semana que viene va a exponer el cinturón ante Claudio Castagnoli. Pero continuemos con el también exCampeón Mundial y el daño en su cerebro durante aquel choque.

► La conmoción de Jon Moxley

Mientras hablaba recientemente con The Messenger, Moxley dio detalles tanto de la lesión como del protocolo de conmociones en la lucha libre.

«La conmoción cerebral ocurrió 30 segundos después de empezar y estuve como en el espacio exterior durante 10 minutos. Simplemente seguía perdiendo progresivamente la noción de dónde estaba y no podía entender dónde demonios estaba. Luego tuve este momento de claridad, ‘Oh, estoy j*dido. Tengo que salir de aquí'».

«En la lucha libre profesional, es un tema muy delicado. Alguien tiene que plantearlo. La lucha libre profesional es una cosa muy extraña. En el fútbol, si un tipo se cae y no vuelve al huddle, sabes que está mal. En la lucha libre profesional, muchas veces es difícil distinguir lo que es real de lo que es falso. Tal vez un luchador muy experimentado y un médico muy experimentado, que estén entrenados para ver señales de eso, lo están observando en una transmisión separada. Incluso si tienen un médico cerca del ring, ¿qué pasa si el tipo se cae fuera del ring? El médico no lo ve. El médico y el luchador están completamente desconectados de la parte creativa. No tienen ni idea ni ningún interés en cuál es la historia, quién gana, quién pierde o cuánto tiempo se supone que dura. Si un tipo da vueltas o algo así y el médico se pregunta, ‘¿Está bien?’ El luchador puede decirle, ‘Eso es solo una cosa de la lucha libre profesional. No te preocupes’.»

«Tan pronto como el médico vea signos de que alguien tiene una conmoción cerebral, simplemente presiona el maldito botón rojo. Boom, se acabó. No importa cuánto tiempo quede. No importa si está en vivo en televisión. Se acabó, y lo resuelves a partir de ahí».

Superluchas - El arduo viaje de Jon Moxley hacia la sobriedad.

LA LUCHA SIGUE...
Suscríbete para recibir un resumen diario de las últimas noticias.
icon