Como se ha informado con anterioridad, Jeff Jarrett terminó su relación como luchador y como asesor de la ahora, nuevamente, Impact Wrestling. Sobre los motivos que la empresa tuvo para darlo de baja, se especuló sobre el abuso de sustancias que el luchador habría tenido en varias presentaciones públicas, como TripleMania XXV.

El gladiador no ha hecho declaraciones públicas al respecto, sin embargo esa especulación tomó más sentido después de que el pasado viernes 20, Jarrett llegó tarde a una función con la empresa independiente Real Canadian Wrestling, alegando que había tenido un contratiempo aduanal. Sin embargo varios luchadores confirmaron que King of the Mountain lucia plenamente intoxicado, desmayándose en el vestuario antes del intermedio, teniendo que ser despertado por el promotor para cumplir la obligación de tomarse fotos con el gladiador. Al momento de su presentación, la música de Jarrett sonó, pero el gladiador no subió. Apareció su oponente y tomó el micrófono para decir que el ex Campeón Mundial de Peso Completo TNA, estaba emborrachándose en el vestuario. Poco tiempo después Jarrett apareció para intentar luchar:

El vídeo revelado por Pro Wrestling Sheet de la intervención de Jarrett en dicha función lo muestra tambaleante y metiéndose reiteradamente con la afición. Su actuación en su combate es muy por debajo a lo que el gladiador nos tiene acostumbrados. De la misma forma, al final del combate Jarrett tuvo que ser retirado del cuadrilátero por parte del roster de la empresa debido a la terquedad mostrada por el gladiador. Se puede ver claramente que uno de los luchadores locales lo increpa en tono sarcástico y le dice que sólo está «ligeramente ebrio»:

Después de la escena, el promotor le pagó a Jarrett, con quien se inconformó por su deplorable estado.

Ryan Satin del mismo medio, reporta que el día de ayer, Jeff Jarrett habría asumido sus culpas y se habría internado voluntariamente en un centro de rehabilitación. Una de las fuentes citadas por Satin indica que el luchador tomó el apoyo que la WWE patrocina para los casos de rehabilitación de sus talentos.

Es de suponerse que la frustración de Jarrett tras su salida de Impact Wrestling lo sumió en una especie de depresión que orilló al gladiador a cometer estos actos de antiprofesionalismo.

Jeff Jarrett gana el Campeonato King of the Mountain.

Todo el equipo de SÚPER LUCHAS desea que King of the Mountain, Jeff Jarrett salga pronto de este bache y recupere su estabilidad personal y emocional.

 

Advertisements
Anuncios
Hablamos de