Todo el mundo estaba esperando que Bray Wyatt, bajo su personalidad demoniaca de The Fiend, apareciera y atacara a The Undertaker, lo cual serviría para llevarlos a una lucha en donde habría un eventual pase de antorcha. Pero eso no ocurrió. Eso sí, The Fiend sí estuvo merodeando por ahí y causó sus estragos.

The Undertaker regresó triunfal a su casa, el Madison Square Garden de New York, lo cual es fácil de decir, pero también de de demostrar con cifras, pues en este mítico escenario muy pocos son los artistas consagrados, siendo Undertaker un estelarista en el mismo por tres décadas.

Allí atacó a Sami Zayn y con ello la gente se desanimó de ver a The Fiend. Pero lo impensado ocurrió: la WWE, tan celosa de utilizar de manera especial a este personaje, dejó que el mismo se liberara una vez acabado SmackDown Live. Lo cual es bastante extraño.

En fin, como si no fuera poco el hecho de que no hubo el tan esperado Sold Out y que se tuvo que recurrir a los telones negros para evitar ponchar en cámara espacios vacíos, varios fans han reportado vía redes sociales que cerca de un 30 por ciento de los fans salieron del recinto rápidamente una vez concluyó SmackDown. No se quedaron a 205 Live ni se imaginaban que iban a presenciar a El Demonio en persona.

The Fiend sí tuvo una tétrica aparición: atacó a The B-Team

Las más recientes víctimas de The Fiend fueron Bo Dallas y Curtis Axel, de The B-Team:

Quizá todo esto sea una manera de que los fans se vayan familiarizando más con The Fiend, pues si verdaderamente los planes de que vaya por el Campeonato Universal WWE en el PPV Hell in a Cell 2019 resultan ciertos, hay que recordar que ya se le ha anunciado para un evento en vivo en Canadá, por lo que perdería su estatus de "especial, reservado o VIP", para entrar a buscar posiciones de estelarista.

Advertisements
Hablamos de