La Superestrella de WWE Jimmy Uso fue arrestado por la policía dos veces en pocos meses. La más reciente fue hace tan solo unas horas. De acuerdo al informe policial, el samoano manejaba su auto bajo los efectos del alcohol, no se detuvo cuando los agentes se lo solicitaron y superó el límite de velocidad establecido. Además de esto, «apestaba» a alcohol cuando fue arrestado y se negó a hacerse el análisis de sangre.

Por si fuera poco, fue visto «manejando de forma errática, con el vehículo yendo de un lado para el otro». Cualquiera pensaría que eso es todo, que nada más pudo hacer el luchador para provocar su entrada en prisión temporal, pues a las pocas horas salió tras pagar la fianza de  mil dólares. Pero nada más lejos de la realidad. Un nuevo informe, proveniente de ABC 3 WEAR TV, aporta más información.

A la 1:30 de la madrugada del jueves al viernes, un agente de policía fue enviado al área de Pine Forest y Nine Mile Road por una queja. El oficial informa que el vehículo se detuvo en un puesto de venta, pero cuando quiso acercarse para ver qué pasaba el auto ya no estaba allí. Más tarde el agente pudo ver a Uso manejando el vehículo hacia la autopista y pasando muy cerca de otro coche. Pudo comprobar que la velocidad a la que el luchador circulaba en su auto era de 86 millas por hora cuando en esa zona el límite máximo son 45.

«Párpados caídos, ojos llorosos y habla errática».

Se señala además que finalmente el agente detuvo a Fatu en el área de la Carretera 97A y Brockwood Place. Cuando le solicitó la licencia de conducción, el registro y el seguro del vehículo, el luchador no era capaz de tomar los documentos para entregárselos. De nuevo se menciona que olía mucho a alcohol. Después de ver la documentación, el oficial solicitó al samoano que saliera del auto. Cuando pudo ver bien a Uso, vio que «tenía los párpados caídos, los ojos llorosos e inyectados de sangre, las pupilas dilatadas y un habla errática». Además de esto, el informe dice que el luchador no podía mantenerse bien en pie.

Después, el de WWE aceptó ir con el agente a un aparcamiento cercano. Sin embargo, una vez dentro del auto de policía, Fatu pareció no saber lo que estaba pasando. El agente le explicó lo que estaba pasando y el luchador preguntó si necesitaba un abogado y si estaba detenido. Pero la explicación no valió de mucho, pues cuando el policía le dijo que no podía tener un abogado presente de momento, Uso sacó su teléfono móvil e intentó ponérselo en la cara al agente. Fue entonces cuando le puso las esposas al luchador. Esto provocó que Uso estuviera más intranquilo y el oficial tuvo que solicitarle varias veces que se sentara en el vehículo. Tras todo esto, Fatu dijo que quería tratar con otro agente porque estaba incómodo. Durante el camino a comisaría, el agente tuvo que bajar las ventanillas del coche por el olor a alcohol.

Como ya mencionamos en la nota anterior, Jimmy Uso tendrá que presentarse el 15 de agosto en la corte para el dictamen judicial.

Advertisements
Anuncios
Hablamos de